Una Diputada del PP asegura que el Gobierno debe pedir perdón, dimitir y convocar nuevas elecciones

Una Diputada del PP asegura que el Gobierno debe pedir perdón_opt

Una Diputada del PP asegura que el Gobierno debe pedir perdón, dimitir y convocar nuevas elecciones

Lavozciudadana.es entrevista hoy a Teresa Gómez Limón, diputada en la Asamblea de Madrid por el PP y ex Presidenta Nacional del CDS. Agradecemos la simpatía, cercanía y claridad con la que ha respondido a los micrófonos de nuestra redacción. Teresa Gómez Limón, que ha analizado la situación política actual, se ha mostrada crítica con la gestión del PP con el accidente de metro de Santiago, a favor de la República, en contra de la propuesta de ley del aborto de Gallardón, crítica con la corrupción. con el actual modelo de Europa y con los incumplimientos electorales del Gobierno de España.
-¿Cuándo inicia su andadura en política y dónde?
Inicié mi andadura política en el Centro Democrático y Social (CDS) desde 1989 hasta el 2005, llegando a ser Presidenta Federal de Madrid y, posteriormente, Presidenta Nacional hasta el año 2005, en el que el CDS, mediante un Congreso, decidió su integración dentro del Partido Popular.
-¿Quién cree que ha sido el mejor Presidente del Gobierno de España? ¿Cree que se le ha reconocido o se le reconocerá lo suficiente su esfuerzo o méritos?
Creo que Adolfo Suárez jugó un gran papel en un momento difícil de la historia de España, aunque la transición tuvo también sus fallos.
-¿Cree que su partido está haciendo lo suficiente para salir de la crisis actual?
Creo que el Partido Popular ha cometido dos fallos en la forma de encarar la crisis:
Obedecer excesivamente los planteamientos de la Unión Europea sin hacer un planteamiento más “agresivo ” parta defender los intereses de los ciudadanos españoles. Incumplir en una buena parte el Programa Electoral, que es un contrato que los partidos políticos realizan con los ciudadanos.
-Los políticos y partidos son una de las principales preocupaciones de los españoles. ¿Qué opina al respecto? ¿Qué cambiaría usted para revertir la situación?
Yo creo que para que nuestra democracia sea digna de tal nombre, hay que cambiar el sistema de partidos, que existan candidaturas uninominales por circunscripciones, como es el sistema británico, de manera que los ciudadanos voten a un Diputado y le pidan cuentas de su gestión a ese diputado, sea del partido que sea. Es decir, que los diputados representen a los ciudadanos y no a los partidos. Creo que este cambio sería esencial para que los ciudadanos se sientan verdaderamente representados.
Otro cambio a mi modo de ver esencial es que el Poder Judicial sea verdaderamente independiente, pues lo contrario, es decir la no separación de poderes, pone en tela de juicio el Estado de Derecho y las instituciones, que se encuentran cada vez más desprestigiadas.
-¿Qué papel cree que está jugando la Monarquía en nuestro país? ¿Cree que ha estado a la altura de las circunstancias? ¿Sometería a referéndum el modelo de Estado?
No debemos olvidar, para hacer un análisis riguroso, que la monarquía es una institución rescatada por el dictador Francisco Franco y que el Rey juró los principios del movimiento. Además, la monarquía es una institución antidemocrática por naturaleza. Yo creo que lo lógico, en el siglo XXI, es que el jefe del Estado sea elegido por los ciudadanos.
En este momento está claro que la Monarquía se encuentra más cuestionada que nunca, además de por todo lo dicho anteriormente, por los temas de corrupción y de trato desigual dado a los miembros de la Casa Real-la Infanta Cristina- por parte de los poderes públicos.
Estoy totalmente a favor de hacer un referéndum sobre el modelo de Estado.
-Algunos sectores de la sociedad, las víctimas del terrorismo e incluso del PP, han criticado la política del Gobierno de Rajoy con respecto al terrorismo. ¿Qué opina? ¿Cree que se podría haber hecho algo para evitar la derogación de la doctrina parot?
Las víctimas del terrorismo han sido duramente atacadas por unos mercenarios asesinos y hay que comprender su dolor. Considero que Aznar hizo bien cuando modificó la Ley en el año 2006 para los delitos de terrorismo y los delitos más graves como violaciones, asesinatos en serie, etc.
Sin embargo, creo también que el Tribunal de Estrasburgo lo único que ha hecho es decir que las leyes no pueden tener efectos retroactivos y la mayor parte de los juristas del mundo están de acuerdo en ello. Los que han hecho mal han sido los gobiernos anteriores al año 2006 que no modificaron el Código Penal, cuando a este país lo asolaba todos los días el terrorismo, ¿por qué no lo hicieron?, no lo sé.
En este caso, creo que el Gobierno no tenía más remedio que cumplir con lo dictado por el Tribunal de Estrasburgo, que es un tribunal español también.
-Se ha armado mucho revuelo con la aprobación de la LOMCE. ¿Cree que es una ley acertada? ¿No opina que sería mejor impulsar un pacto nacional por la educación?
Todos los partidos políticos dicen que hay que hacer un pacto nacional y sería lo sensato, pero creo que los gobiernos, cuando llega el caso, si tienen mayoría absoluta, desoyen a los demás grupos, en este tema y en muchos otros. Y, aunque sea legítimo, no es lo más recomendable, sobre todo en tiempos malos como los que nos toca vivir en este momento.
Yo creo que lo peor de la LOMCE es que es una ley que deja desprotegidos a los más débiles y, además, no introduce mejoras para que las futuras generaciones estén más preparadas. Habría que seguir los pasos de los países mejor cualificados en este materia como Finlandia y seguir un modelo parecido.
Muy criticada, también dentro del PP, está siendo la propuesta de ley del aborto de Gallardón. ¿Cree que se debería retirar el texto? ¿En qué sentido regularía usted el aborto?
Yo he sido siempre una mujer feminista, que he luchado por los derechos de la mujer y he escrito dos libros al respecto, en uno de los cuales he criticado las culturas cuyas creencias suponen una clara violación de los derechos de las mujeres.
Considero que no se pueden mezclar las creencias de cada uno, que son muy respetables, con las leyes civiles, que van dirigidas a todos los ciudadanos. La ley del aborto ha de ser una norma sanitaria para impedir que las mujeres que aborten, que lo van a hacer de cualquier forma -no nos engañemos ni seamos hipócritas- lo hagan en unas condiciones sanitarias adecuadas.
Yo, igual que otras mujeres del Partido Popular, estoy de acuerdo con una ley de plazos.
-Una palabra: Corrupción. ¿Cree que el PP ha actuado con dureza para prevenir y castigar la corrupción?
La corrupción es una verdadera miseria moral de nuestra sociedad, en la que, como desgraciadamente hemos podido saber los ciudadanos, están implicados partidos políticos, sindicatos, grandes empresarios, casa real, es decir, muchas instituciones y grupos de poder.
Desgraciadamente, lo que estamos viendo es que, cuando se trata de determinados personajes influyentes, los fiscales no acusan, el Ministerio de Hacienda no ve el fraude, los imputados son desimputados por las altas instancias judiciales y algunos jueces que osan imputar a algunos de esos persinakes son destituidos de sus cargos o perseguidos y vilipendiados.
Creo sinceramente que ni el PSOE ni el PP han cambiado ninguna ley para impedir la corrupción.  Le pongo un ejemplo, el Tribunal de Cuentas, cuya misión, entre otras, es supervisar las cuentas de los partidos políticos, dan los resultados de las mismas a los cinco años de su presentación, por lo que, en caso de infracción, ésta habrá prescrito. ¿Es eso serio?
-En Mayo tendremos las Elecciones Europeas y serán de vital importancia por las muchas decisiones que nos afectan y afectarán. ¿Cree en el actual modelo de Europa? ¿O considera que son necesarios cambios?
El modelo de Europa es el modelo alemán, es decir, el modelo de la preponderancia e imposición de los países fuertes sobre los más débiles. Creo que, aunque la UE pudo ser un buen proyecto en su inicio, lo cierto es que ha favorecido las desigualdades de unos respecto a otros.
Para que el modelo europeo funcionara tendría que ser una Europa por y para los ciudadanos que, en definitiva, somos los que mantenemos las instituciones con nuestros impuestos.
-Fue una de las heridas en el fatídico accidente ferroviario en Santiago el 24 de Julio. ¿Cómo se encuentra? ¿Quiénes cree que son los responsables? ¿Cómo valora la gestión del PP al respecto?
Me encuentro mejor desde el punto de vista físico, creo que he tenido mucha suerte. Sin embargo, psicológicamente estoy todavía muy afectada, no solamente por lo que me pasó a mí sino por todo el dolor y la muerte que vi a mi alrededor, creo que jamás lo podré olvidar y tendré que aprender a vivir con ello.
Los responsables de esta gran catástrofe son el Ministerio de Fomento del PSOE por la enorme chapuza que hizo  y el Ministerio de Fomento del PP, que no la arregló y siguió con la gran mentira, que es vender como alta velocidad lo que no lo es.
Los responsables directos son las empresas ADIF y RENFE en las personas, principalmente de sus presidentes, de los que yo he pedido reiteradamente su dimisión.
La gestión del PP -y lamento decir esto, pero me toca vivirlo de primera mano- es mentir constantemente a las víctimas, como estamos viendo a través de los medios de comunicación. Es muy triste que un Secretario de Estado, D. Rafael Catalá, valore más los negocios de la alta velocidad que las vidas de las personas.
-El PP ha incumplido en reiteradas ocasiones el programa electoral con el que se presentó a las últimas elecciones generales y ello ha llevado a que muchos de sus votantes queden defraudados. ¿Cree que el PP debería cumplir su programa electoral?
Ya lo dije antes, considero que los partidos políticos tienen la obligación moral de cumplir el contrato que han comprometido con los ciudadanos, que es su programa electoral. Si no lo puede cumplir, el Gobierno concernido debe pedir perdón, dimitir y convocar nuevas elecciones.
-En 2005 usted era Presidenta del histórico CDS y en un Congreso, se decidió la integración en el PP. ¿Por qué tomaron esa decisión? ¿Se ha arrepentido de aquello en los últimos años?
Tomamos esta decisión en un Congreso democrático, en el que en un 84% de los afiliados votó la integración del CDS en el Partido Popular.
Lo hicimos porque a un partido pequeño le es imposible subsistir en un sistema que está diseñado esencialmente para el bipartidismo.
Sinceramente, yo me siento una persona de centro y liberal, en el buen sentido de la palabra, es decir, que defiendo el respeto de las personas y las libertades individuales. Creo que el Partido Popular, sobre todo en esta última legislatura, se ha escorado mucho a una derecha anticuada y ha dejado de respetar los derechos de las personas, el Estado cada vez se inmiscuye más en la vida de los ciudadanos, en su vida privada, en sus derechos y libertades, en materia fiscal, etc., no hace una política moderada y no es en absoluto dialogante. Esas actitudes y políticas no me gustan.
-¿Cree que ahora es necesario un proyecto de centro en España, como lo era el CDS, fuera del PP y del PSOE para trabajar por una tercera vía?
Creo que en España no son buenas las mayorías absolutas, porque finalmente siempre se convierten en un “rodillo” poco democrático.
También creo que un partido que quiera hacer un proyecto político bueno para los ciudadanos ha de ser honesto, transparente, racional, moderado, cercano y dialogante, para que sus ciudadanos puedan confiar en él.
-En reiteradas ocasiones ha criticado decisiones tomadas, y no tomadas, por su partido, el PP. ¿Se ha planteado o se plantea solicitar la baja? ¿Ve su futuro lejos del PP?
Yo soy diputada y, honestamente, creo que mi obligación es ser la voz de los ciudadanos o de una parte de ellos. Y no creo en la obediencia ciega al partido, no me parece moral. Tenemos ejemplos de ello en otros países de nuestro entorno, como Gran Bretaña, en la que los diputados de un partido a veces votan en contra de una propuesta de su propio partido y no pasa nada. Aquí, además de multarte, que es inconcebible, incluso te echan. Sinceramente, este sistema no me parece democrático.
Más que criticar al Partido Popular, que es en el que estoy, lo que menos me gusta es el sistema político que tenemos. Yo he sido y sigo siendo muy crítica con el PSOE, que es el partido que ha gobernado junto con el PP. Pero actúo así porque tengo la firma convicción moral de que si algo no me gusta del PP tengo la obligación de criticarlo, aunque eso no sea lo que se haga normalmente.
Además, lo que le pedí en su momento al Presidente de mi Partido, D. Mariano Rajoy, en su momento fue transparencia respecto a la corrupción, lo que considero debe ser una exigencia de cualquier ciudadano honesto.
Mi futuro lo veo más bien lejos de la política activa, mientras la política no cambie y tengamos un sistema real, no meramente formal, de democracia.
En realidad yo soy una profesional con mucha experiencia, profesión que compatibilizo con la política, que es lo que creo se debe hacer, me apasiona mi profesión, y creo que a ello me dedicaré en el futuro, aunque siempre me interesará la política, ¡cómo no!
-¿Quiere decirles algo a nuestros lectores y a los ciudadanos?
Quiero recordar una famosa frase de Abraham Lincoln, que todos los que están en primera línea de la política y tienen poder real, deberían tener bien enmarcada en sus despachos:
“Por tanto os digo que si una vez perdéis la confianza de vuestros conciudadanos, nunca recobraréis su respeto ni estima”
-Muchas gracias por su atención y mucha suerte.

Una Diputada del PP asegura que el Gobierno debe pedir perdón, dimitir y convocar nuevas elecciones

loading...

Relacionados

Deja un comentario