SelenE_TRT_opt

La cadena de televisión pública TRT, de Turquía, despidió a dos de sus trabajadores e investiga a otros 15 por respaldar mediante la red social Twitter las manifestaciones antigobierno ocurridas en el país a mediados de año.

Según el diario Hurriyet Daily News, uno de los empleados fue separado de su puesto por compartir en la red social una publicación que según TRT, desprecia y ridiculiza al primer ministro Recep Tayyip Erdogan.

La televisora despidió al otro trabajador por estimar que sus mensajes en Twitter constituyen una violación del reglamento de la cadena, el cual impide manifestaciones ideológica y políticamente motivadas, así como incitación a la provocación.

Los sindicatos de los medios de prensa criticaron la expulsión y afirmaron que carece de fundamento legal y jurídico.

“La administración de TRT ha actuado como Policía, fiscal y juez conjuntamente, pues inspeccionó de forma ilegal las cuentas en redes sociales de las personas, después las acusó, y finalmente las castigó”, señaló una organización sindical en un comunicado.

Entre junio y julio una ola de protestas sacudió Turquía en manifestaciones que se oponían a proyectos urbanísticos del gobierno.

La fuerte represión policial, que causó seis muertos y más de cinco mil heridos, provocó una radicalización del movimiento, el cual llegó a pedir la dimisión de Erdogan, acusado de ejercer el poder de manera autoritaria.

Prensa Latina

loading...