tabaco_optHitler una vez afirmó que el tabaco era “la furia del Hombre Rojo en contra del Hombre Blanco”. Bajo el régimen Nazi la población alemana tenía impuesta la mayor cantidad de regulaciones y restricciones del tabaco como no se había visto antes en ninguna nación moderna. Los nazis fueron los primeros en acuñar el término “fumador pasivo”.

Cada año, miles de médicos y otros miembros de la “Inquisición Anti-fumadores” gastan miles de millones de dólares para perpetuar lo que incuestionablemente se ha convertido en el más grande pero logrado engaño de ingeniería social de la historia.

Ciertos gobiernos saben que lo que hicieron en el pasado los hace directamente responsables de la mayoría de los casos de cánceres de pulmón y de piel del mundo de hoy, de modo que llegan hasta el extremo de ocultar sus responsabilidades y de esta manera, eluden indemnizaciones achacando estos males al inocuo tabaco orgánico.

Como veremos después, el inofensivo tabaco orgánico, nunca ha dañado a nadie, y de cierta forma, podría decirse -justificadamente- que podría proteger la salud.

Es altamente sorprendente que las dos principales organizaciones mundiales anti-tabaco de la historia sean la Inquisición española (la primera en prohibirlo) y en época más reciente Hitler. Todas las restricciones al tabaco que vemos hoy día por todo el mundo se aplicaron primero en la Alemania nazi, así, curiosa-mente, la segunda guerra mundial enfrentó los fumadores empedernidos (Churchill, Roosevelt y Stalin) contra los no fumadores (Hitler, Mussolini y el emperador Hirohito).

Hoy podemos comprobar por todo el mundo como los verdaderos ganadores fueron los nazis…

www.robertobenitezmelgar.info

loading...