manifestantes-bloquear-accesos-Parlamento-bulgaro_EDIIMA20130718_0250_4

Las protestas antigubernamentales que comenzaron hace 35 días continúan hoy en Bulgaria con miles de personas concentradas frente al Parlamento, cuyos accesos trataron de bloquear, obligando a la Policía a intervenir para permitir la entrada de los diputados.

Unas 2.000 personas trataron de impedir que los legisladores accedieran al edificio, aunque la fuerte presencia policial y los vallados de seguridad acabaron por dejar el paso libre a sus señorías.

Las protestas reclaman la dimisión del Gobierno del primer ministro independiente Plamen Oresharski, al que se acusa de actuar en interés de la oligarquía económica y ajeno a los intereses de la población.

Algunos manifestantes lograron hoy lanzar tomates contra los vehículos de los parlamentarios, que accedían al edificio escoltados por los agentes.

Los manifestantes se dividieron en diferentes grupos, bloqueando también el emblemático Puente de Aguilas y otros cruces y calles del centro.

La Policía intervino varias veces sin emplear la violencia para abrir las calles al tráfico.

Según informaron fuentes del Ministerio Interiores, 14 personas han sido detenidas en esta protesta por no portar el documento de identidad o por tratar de saltar las barreras policiales.

Además, los agentes impidieron que un hombre de 40 años se quemara a lo bonzo, informaron a Efe testigos presenciales.

Una reciente encuesta del Centro Nacional de Investigación de la Opinión Publica muestra que el 58 por ciento de los búlgaros apoya las protestas.

El actual Ejecutivo, sin mayoría en el Parlamento, donde está apoyado por los socialistas y el partido de la minoría turca, se formó tras los comicios del pasado 12 de mayo, convocados después de que el entonces Gobierno conservador dimitiera por otra ola de protestas ciudadanas contra los precios de la electricidad.

www.eldiario.es

loading...