51e01ff2b9222_200x134

México. Los 24.000 habitantes de Veracruz están provocando un fuerte dolor de cabeza en las autoridades del Banco Central de México al crear su propio papel moneda. El Túmin, es un sistema de trueque y cuyos “billetes” circulan en nueve municipios de la región.
La entidad que regula la política monetaria de México describió que la localidad de Espinal se encuentra en “rebeldía monetaria”. Para los banqueros, el billete denominado Tumín (que significa dinero en lengua totonaca) “es un fraude e intenta suplantar a la moneda nacional”.

Por su parte, sus creadores dicen que tiene “muchos beneficios, los comerciantes y profesionales venden más productos, y los consumidores compran más barato”.
El Túmin comenzó a circular en noviembre de 2010 en billetes de uno, cinco, diez y 20 unidades, por iniciativa de un grupo de profesores universitarios para reactivar la economía de la región y resolver el problema de la falta de dinero circulante entre la gente de esa empobrecida zona del oriente del país. Sin embargo, no fue sino hasta fines del año pasado que se popularizó y extendió.
“No tenemos pesos mexicanos porque somos pobres y por eso inventamos nuestra propia moneda”, explicó a un medio mexicano Juan Castro Soto, catedrático de la Universidad Veracruzana Intercultural (UVI) y autor de la iniciativa económica.
“Queremos promover la producción, ése es el reto mayor, generar producción local. Porque ya cualquier baratija es extranjera, ya no producimos nada. La cuestión es que vayamos a una tienda y que haya alternativas, y si observamos todo es transnacional. Se buscará que si un vendedor no tiene quien le provea, nosotros le ayudaremos a conseguirlo”, dijo Castro Soto.

matrizur.org

loading...