En el Reino Unido, se publicaron cifras alarmantes que indican que la criminalidad policial en las filas de la policía británica está en aumento. Más de 4000 policías fueron disciplinados o despedidos en los últimos 5 años.

Policías corruptos y criminales, es un problema que también se ve en el Reino Unido. Cifras obtenidas a través de la Ley de Libertad de Información, revelan que 4.115 policías británicos fueron disciplinados por mala conducta y actos criminales en los últimos 5 años. Más de cien de ellos poseían altos rangos, como inspector.

Uno de los ejemplos de criminalidad policial fue un sargento de Lancashire, quien fue descubierto con tres metralletas y municiones, mientras que otros oficiales trajeron vergüenza a su unidad con delitos sexuales, fraude, robo, tráfico de drogas, conducir embriagados y violencia domestica.

Las cifras además revelan que éste es un problema creciente, el número de oficiales involucrados en actos criminales subió un 56%, de 559 en 2008 a 873 en 2012. ¿Pero a qué se debe este incremento? El excomandante de la policía John O’Connor, dice que ahora hay más supervisión y por ende más quejas reportadas, pero además hay otro factor.

También habrá preocupación por la falta de consistencia en las sanciones aplicadas contra estos policías involucrados en mala conducta o actos criminales. De esos 4115 oficiales sólo 643 fueron despedidos, en la mayoría de los casos el castigo fue sólo una advertencia escrita o una reprimenda. Muchos consideran que para mantener la confianza del público en la policía es vital que se aplique un castigo con suficiente rigidez.

Johanna García, Londres.

loading...