2013041085ibex

Ayer fue una de esas sesiones para olvidar. El día comenzó mal pero fue a peor y el resultado fueron desplomes superiores al 3% en los principales índices europeos. De hecho, el Eurostoxx 50 firmaba su peor caída desde noviembre y Wall Street el mayor desplome en siete meses. Una combinación fatal entre el calendario de retirada de estímulos monetarios y unos especialmente malos datos en China desataron la salida masiva de dinero de absolutamente todos los activos. Cayeron las bolsas, los bonos, el oro, el petroleo…

Hoy toca lamerse la heridas. En Asia la sesión no ha sido tan turbulenta y, de hecho, el Nikkei ha obrado la subida apoyado en la fuerte caída del yen frente al dólar, mientras que los futuros de Estados Unidos avanzan entorno a medio punto porcentual. Esto se traduce en un ligero rebote de los principales índices del Viejo Continente y así, el Eurostoxx 50 recupera un 0,2%, en la misma línea que elCac 40 y el Dax. Por su parte, el Ibex 35, que ayer vio como el nivel psicológico de los 8.000 saltaba por los aires, no aguanta el rebote y gira a la baja un 0,2% mientras la tensión en el mercado de deuda sigue en máximos y el bono no baja del 4,8% que superó ayer.
En el mercado de divisas, el euro aguanta frente al dólar en el nivel de los 1,3232 dólares por euro, mientras que los precios del oro y la plata, que ayer cayeron a plomo hasta su nivel más bajo desde 2010, recuperan parte del terreno perdido pero aún se mantienen por debajo de los 1.300 dólares y los 20 dólares respectivamente.
No obstante, los nervios están a flor de piel y la sesión puede dar un giro de 180 grados en tanto los analistas insisten en que no tienen explicación a lo ocurrido ayer, teniendo en cuenta que el discurso del presidente de la Fed, Ben Bernanke, no justifica semejante situación de pánico, ya que estaba muy medido y despejó todas las dudas sobre la retirada de estímulo y la ralentización de China no era una novedad. Además, la volatilidad será elevada en tanto que hoy hay ‘cuádruple hora bruja’, es decir, vencimientos de futuros y opciones sobre índices y acciones.
“No tenemos explicación para lo que ocurrió ayer y, como no la tenemos, no podemos anticipar si los mercados van a continuar en modo ‘autodestrucción’ y si lo van a hacer por mucho tiempo”, aseguraban desde Link Securities. “Eso sí, señalar que si lo de ayer es un anticipo a lo que pueda ocurrir cuando la Fed retire de verdad sus estímulos monetarios y pinche la burbuja en los mercados de bonos, lo único que podemos decir es que el banco central tiene una complicada tarea por delante”, concluyen.
Y es que si una cosa ha quedado clara tras la sesión de ayer es que los bancos centrales se han visto enredados en su propio laberinto monetario. La simple alusión de la Fed a comenzar a reducir la impresión de dólares a finales de 2013 ha agitado los cimientos del mundo financiero entero y ha evidenciado que algo falla entre losseñores del dinero.
Hoy toca mirar hacia otro lado y en Europa al menos los inversores pueden encontrar un bálsamo en el acuerdo ayer del Eurogrupo para la creación de un supervisor bancario único y las condiciones para que los países que lo requieran puedan solicitar al MEDE la recapitalización directa de sus bancos con problemas, con lo que se rompería el círculo vicioso banca-estado. De hecho, este es el punto que más interesa a España ya que no se descartó que dicha recapitalización pueda ser retroactiva si los países lo solicitan.
elconfidencial
loading...