protestasbulgaria

BULGARIA- Más de 50.000 manifestantes se concentraron este lunes en el centro de Sofía, para pedir por cuarto día consecutivo la dimisión del Ejecutivo, que lleva en el poder menos de un mes.

Según informaron fuentes de la policía, tan sólo en la primera hora de la protesta se concentraron más de 7.000 personas, pero su número aumentó en las horas siguientes hasta unas 50.000.

La protesta comenzó el pasado viernes, después de que el Parlamento del país balcánico aprobara como nuevo jefe de los servicios secretos al controvertido empresario y diputado Delyan Peevski, de 32 años.

La renuncia al día siguiente de Peevski, cuya familia controla importantes medios de comunicación búlgaros, no ha calmado los ánimos de unos manifestantes que acusan al Gobierno de no tener en cuenta el interés general y de favorecer a los oligarcas.

Frente a la sede del Gobierno, los manifestantes corearon gritos de “Dimisión”, “Mafia” y “Basura” contra el Ejecutivo.

Después se dirigieron hacia el Parlamento, a unos 700 metros del lugar y hacia el emblemático Puente de Aguilas, cortando el tráfico de las principales avenidas de la capital.

Estas manifestaciones tienen lugar poco después de asumir el nuevo Ejecutivo tras unas elecciones anticipadas convocadas después de la dimisión en bloque, en febrero, del anterior Gabinete a raíz de una fuerte oleada de protestas contra la carestía y la corrupción en la élite política.

“No estoy aquí para devolver el poder a nadie. Estoy aquí para no regalar el Estado a los oligarcas”, declaró Vladimir, de 25 años y funcionario público.

EFE

loading...