Casi todos los grandes directivos del sector energético se subieron el sueldo en 2016

Los grandes directivos de las compañías energéticas españolas se han subido el sueldo el pasado 2016. Solo hay tres ejemplos que no lo han hecho. Ignacio Galán, uno de los presidentes ejecutivos mejor pagados de toda España, con más de 9 millones de euros, muy por encima del resto de grandes CEO del sector, es uno de los que ganó un poco menos.

Galán recibió el año pasado un salario de 6,15 millones de euros, un 1,1 % menos que en 2015, y un pago en acciones por valor de 3,19 millones, lo que sitúa el total en 9,35 millones, un 1,7% por debajo del ejercicio anterior, en el que ganó 9,51 millones.

Sin irnos del sector eléctrico, en Endesa, tanto Borja Prado como José Bogas ganaron más dinero el año pasado. El presidente de Endesa, Borja Prado, ganó 3,06 millones de euros el año pasado, un 4,8% más que el ejercicio anterior, todo en metálico, a lo que se suman 0,28 millones de aportación al sistema de ahorro.

Por su parte, el consejero delegado de la compañía, José Bogas, ganó 1,97 millones, un 20,7% más, también íntegramente en metálico, a lo que añade 0,31 millones de aportación al sistema de ahorro.

En la otra gran eléctrica, Gas Natural Fenosa, su consejero delegado, Rafael Villaseca, recibió una retribución total de 3,43 millones de euros en el ejercicio 2016 por el desempeño de sus funciones, un 2,9% más que en el ejercicio anterior.

Del importe percibido en 2016, 1,21 millones corresponden a la retribución final, frente a 1,14 millones un año antes, mientras que la retribución variable a corto plazo pasó de 1,05 millones en 2015 a 1,1 millones en el último año.

Brufau también menos

El otro directivo que también ha ganado menos este año es el presidente no ejecutivo de Repsol, Antonio Brufau, que cobró 2,76 millones, un 6,3 % menos que en el ejercicio anterior.

Brufau ya no percibe retribución variable al ser presidente no ejecutivo. Su remuneración fija se situó en 2,39 millones, a los que se suman 366.000 euros por otros conceptos.

Por su parte, el CEO de la petrolera, Josu Jon Imaz, sí ganó más. Recibió el año pasado una retribución total 2,99 millones de euros, un 4,7 % más que en 2015.

Imaz cuenta con un sueldo de 1,2 millones y una retribución variable de 1,4 millones (1,08 millones a corto plazo y el resto a largo plazo), a los que se suman otros ingresos.

En cuanto a los operadores de los sistemas, tanto el consejo de Enagás como el de Red Eléctrica, han cobrado más.

El presidente de Enagás, Antonio Llardén percibió 1,839 millones de euros durante el pasado ejercicio, un 5,1% más, a razón de 980.000 euros de retribución fija, ligeramente superior a los 960.000 euros de 2015, y 572.000 euros de retribución variable.

Asimismo, recibió dietas por asistencia al consejo por importe de 102.000 euros, así como otros conceptos de retribución en especie por importe de 185.000 euros. Además, Llardén dispuso de una póliza de seguro de vida cuya prima en el ejercicio ha sido de 109.000 euros.

Por su parte, el consejero delegado de la compañía, Marcelino Oreja, percibió 693.000 euros de retribución en 2016, un 23,5% más que los 561.000 euros del año pasado.

La remuneración del directivo se desglosa a razón de 390.000 euros de sueldo, 179.000 euros de retribución variable, 102.000 euros por dietas, así como otros conceptos de retribución en especie por importe de 22.000 euros.

Asimismo, Juan Francisco Lasala, nombrado consejero delegado de la Red Eléctrica a mediados de 2015, se embolsó 750.000 euros frente a los 240.000 euros que ganó un año antes.

Por su parte, el presidente de Red Eléctrica, José Folgado, ganó 575.000 euros, el 18,6% menos que en 2015, cuando su remuneración ascendió a 707.000 euros. Es el tercer directivo que también ha cobrado menos el año pasado.

Y finalizamo con el presidente y consejero delegado de Gamesa, Ignacio Martín, que percibió una retribución de 2,838 millones de euros en el ejercicio 2016, un 18,4% más con respecto a los 2,397 millones de euros del año anterior.

De esta retribución total correspondiente al ejercicio, 1,338 millones de euros correspondió a retribución en metálico y 1,5 millones de euros al importe de acciones otorgadas.

elperiodicodelaenergia.com

loading...

Relacionados

Deja un comentario