Merkel estudia un ‘impuesto al sol’ para el autoconsumo energético

Merkel estudia un ‘impuesto al sol’ para el autoconsumo energéticoHace escasas fechas, la Agencia Internacional de la Energía (AIE) publicaba un informe sobre las políticas de autoconsumo en los países de la OCDE, en el que España salía muy malparada, ya que se la señalaba como el país más restrictivo en autoconsumo del mundo. Y probablemente así es, pero no es el único que, de una u otra manera, ha tratado de obtener recursos de los prosumidores para mantener los costes del sistema.

loading...

Ahora, la canciller alemana, Angela Merkel, ha decidido echar un capote a su amigo Rajoy yestudia introducir un ‘impuesto al sol’ a los prosumidores germanos. La iniciativa ha partido del Ministerio de Finanzas, que pretende que los consumidores de energía renovable paguen 0,02 euros/kWh consumido directamente de sus propias instalaciones de autoconsumo.

La idea ha sido muy mal acogida por el sector fotovoltaico alemán que, a través de laAsociación Alemana de la Industria Solar (BSW-Solar) ha hecho un llamamiento al gobierno para detener la iniciativa de cambiar la fiscalidad vigente de la energía.

La iniciativa del Ministerio de Finanzas propone la exención de impuestos sólo para los pequeños prosumidores. Es decir, los pequeños sistemas de los hogares alemanes que consuman hasta 20 MWh al año estarán exentos, pero no así las más de 100.000 instalaciones de pymes, agricultores y cooperativas.

BSW advierte de que la nueva normativa tendría un gran impacto en los operadores de energía solar. “Los impuestos energéticos fueron diseñados para acelerar el Energiewende, no para detenerla”, dice el presidente de BSW-Solar, Carsten Körnig.

El Ministerio de Finanzas presenta su iniciativa como una medida necesaria para cumplir con los requisitos de renovables de la Comisión Europea. Sin embargo, según los responsables de BSW-Solar, los cambios propuestos contradicen la idea principal de la Directiva sobre fiscalidad energética europea.

Los expertos legales del bufete , que han estudiado el caso en nombre de la asociación solar, llegaron a la conclusión de que, a diferencia de los nuevos impuestos propuestos por el Ministerio, la fiscalidad actual de la energía se ajusta a los requisitos de la UE.

Habrá que esperar a ver en qué queda el asunto, pero el tema no pinta bien para la industria fotovoltaica ni para muchos de los consumidores.

Relacionados

Deja un comentario