La Troika se niega a desbloquear la siguiente parte del rescate a Grecia si no despide a más funcionarios

1372930037158profesorc4

Grecia.- Los ‘hombres de negro’ presionan a Atenas para que siga desmantelando lo público. No tiene en cuenta los 2.656 despidos en la RTE hasta que el Gobierno no le diga cuántos trabajadores tendrá el nuevo medio.

Ni siquiera el despido por la vía rápida de los 2.656 profesionales de la radiotelevisión pública ERT han convencido a los enviados de la Troika (Comisión Europea, Fondo Monetario Internacional y Banco Central Europeo). Los ‘hombres de negro’ exigen al Gobierno de Antonis Samaras que se deshaga de más funcionarios si quiere cobrar los 8.100 millones de euros de la siguiente parte del rescate para los próximos tres meses.

Así lo aseguran esta mañana los medios griegos, que remarcan que las negociaciones deberían concluir este fin de semana, de manera que los ministros de Finanzas de la Eurozona puedan aprobar la transferencia el lunes.

Todo apunta a que Grecia, como hasta ahora, tragará con lo que sea. “Las bases para llegar a un acuerdo están muy avanzadas”, dijeron al diario Kathimerini fuentes del Ministerio de las Reformas que dirige Kyriakos Mitsotakis. Según el mismo medio, los enviados de BCE, CE y FMI se niegan a reconocer como reducción de empleo público los despidos de los trabajadores de la ERT, en total 2.656, hasta que el Ejecutivo de Samaras no les detalle cuáles son sus planes para el ente público, cuántos funcionarios se irán realmente a la calle y cuántos trabajadores tendrá la nueva radiotelevisión.

El Ministerio de Finanzas anoche reconocía que será muy complicado que Grecia cumpla con los objetivos impuestos por la Troika en el sector público y sus emisarios se mostraban implacables según las declaraciones recogidas por la agencia Reuters. “Si no se finaliza la revisión [del sector público], no hay transferencia. ¿Es un desatre?, no. ¿Es preocupante? sí” dijo uno de los técnicos extranjeros.

Dicho objetivo obligaba al Gobierno de Samaras a eliminar 12.500 funcionarios antes de finales de junio. Ya sea por despido directo o mediante el envío a la denominada como reserva, una especie de limbo en el que los funcionarios permanecen un año cobrando el 60% de su sueldo antes de ser despedidos definitivamente.

“No hay manera de que cumplamos con eso tal y como está planteado. No será el fin del mundo, pero implicará que tengamos que compensarlo con nuevas emisiones, lo que retrasará el pago de intereses y, por tanto, el resto de los pagos”, dijo un miembro del Ministerio de Finanzas a la misma agencia.

[box_info]www.publico.es[/box_info]

loading...

Relacionados

Deja un comentario