La jueza de Instrucción número 21 de València, Nieves Molina, da por concluida la investigación sobre el accidente de la Línea 1 de Metrovalencia que el 3 de julio de 2006 causó la muerte a 43 personas y provocó heridas a otras 47 y ha procesado a la que fuera gerente de Ferrocarils de la Generalitat Valenciana (FGV), Marisa Gracia, y a otros siete directivos de la empresa en ese momento.

La magistrada tomó esta decisión “vinculada” por la orden de la Audiencia Provincial de reabrir la causa, que ella misma había archivado en varias ocasiones, y de seguir adelante con la investigación con la toma de declaración como investigados de los exdirectivos.

Así consta en un auto, facilitado por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana, en el que la magistrada hace un repaso a todas las actuaciones que ha llevado a cabo y en el que señala que acuerda la incoación de procedimiento abreviado, “vinculada” a la decisión de la Audiencia que entendía que podía haber indicios de delito en el accidente.

Ante esta orden de reapertura y de llamar a declarar como investigados a los directivos por parte de la Audiencia, la jueza señala que “irremediablemente” no puede atender las peticiones de sobreseimiento que han solicitado las partes.

De esta forma, los procesados, además de Marisa Gracia son Manuel Sansano, director de Operaciones; Juan José Gimeno, responsable de Auditoría para la Seguridad y Circulación; Luis Miguel Domingo Alepuz, jefe de Talleres de València Sud; Sebastián Argente, jefe de la Línea 1; Vicente Contreras, director adjunto de la Explotación; Francisco García, director técnico y miembro del Comité de Seguridad y Francisco Orts, responsable de estudios y proyectos, en esa fecha.

loading...