Los bancos europeos comienzan a cobrar a los clientes por sus depósitos

La subida de tasas universitarias y el negocio de la banca
Multas para los bancos suizos que no denuncien a evasores de impuestos de EEUU
¿Quién controla el mundo? Las 10 empresas que participan en más de 40.000

Los bancos europeos comienzan a cobrar a los clientes por sus depósitosEl británico Royal Bank of Scotland (RBS) y el alemán Postbank comenzarán a cobrar por el dinero que los clientes tienen depositado en la entidad. La medida, que es inédita en el sector, comenzó a aplicarse en las últimas semanas en pequeñas entidades germanas como el Raiffeisen pero para grandes cantidades. El gran cambio es que ahora lo llevarán a cabo dos grandes entidades financieras con millones de clientes.

Royal Bank of Scotland – en el que el Gobierno británico controla el 72% de las acciones– ha enviado cartas a algunos de sus clientes de banca de inversión advirtiendo que les comenzará a cobrar por los depósitos, según explicó ayer el diario Financial Times. Fuentes consultadas por el diario británico aseguran que el interés negativo es sobre el dinero en efectivo que los clientes tienen como garantía en la actividad de opciones y futuros. Las mismas fuentes añadieron que la entidad anima a utilizar bonos en lugar de depósitos en efectivo para evitar el cobro del citado interés.


Según informó Reuters, la entidad alemana Postbank –que es una división del Deutsche Bank– prevé cobrar 3,90 euros al mes por los depósitos siempre que el cliente no ingrese un mínimo de 3.000 euros al mes en la cuenta. En un comunicado, Susanne Kloess, del consejo del Postbank, declaró que “el entorno de mercado, especialmente los bajos tipos de interés, hacen que sea cada vez más difícil ganar dinero por las cuentas corrientes”. Un portavoz de Postbank declinó especificar cuántos clientes pagarán por sus cuentas, pero dijo que sería la “inmensa mayoría” de los 5,3 millones de titulares de cuentas de la entidad.

“La cultura de la gratuidad está cambiando, hemos visto algunos movimientos y habrá más”, dijo esta semana Michael Kemmer, jefe de la asociación bancaria BDB de Alemania.

Ulster Bank, la entidad crediticia irlandesa que forma parte de RBS, también impone tipos negativos a grandes corporaciones, aunque no aplica este tipo de cargos a pequeños negocios o clientes individuales.

Hace dos semanas, un banco cooperativo alemán ubicado la localidad bávara de Gmund am Tegernsee –con una población de 5.767 habitantes– dijo que comenzaría a cobrar a los clientes minoristas por tener su efectivo. A partir de septiembre, por ahorros superiores a 100.000 euros, el banco comunitario Raiffeisen retendrá el 0,4%. Esto representa un traslado directo del nivel actual de la tasa de depósito negativa del BCE.

“A nuestros clientes empresariales la tasa negativa se la aplicamos desde hace tiempo, ¿por qué habría de ser diferente para los particulares con grandes saldos?”, dijo Josef Paul, miembro del directorio del banco a Bloomberg cuando se hizo pública la noticia. “Tal como se ven las cosas en este momento, los cargos sobre los depósitos no se extenderán a clientes con sumas inferiores” a 100.000 euros, añadió. La entidad calcula que los clientes afectados serán unos 140.

En junio del 2014, cuando el presidente del BCE, Mario Draghi, redujo la tasa de depósito hasta -0,1%, dijo que la medida era “para los bancos, no para la gente”. Si los bancos deciden trasladar la decisión a los ahorros, es su decisión. “No somos nosotros”, dijo.


loading...

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: