f661e687cadaba89241f35e8c0b46bf4_article630bw_opt

Las protestas de este lunes en Haití han acabado en violencia. La Policía ha usado gas lacrimógeno contra los participantes de una manifestación de miles de personas en un suburbio de la capital del país, Puerto Príncipe.

Los enfrentamientos de la Policía con los participantes de la manifestación -que exigían la dimisión del presidente del país, Michel Martelly- se desencadenaron cuando los opositores empezaron a prender fuego y lanzar piedras contra los agentes de seguridad.

Se trata de la mayor manifestación antigubernamental en el país desde que Martelly llegara al poder en mayo de 2011. Una de las principales razones de la insatisfacción es la demora en la celebración de elecciones legislativas y municipales, que tenían que haberse celebrado hace más de dos años.

Según los manifestantes Martelly, que llegó al poder el año pasado, no ha cumplido con las promesas de campaña para erradicar la pobreza. Y muchos están convencidos de que ello se debe al alto nivel de corrupción de los funcionarios.

De acuerdo con los representantes del contingente pacificador de la ONU en Haití, en algunas partes del país la situación de delincuencia se ha deteriorado de una manera significativa y los asesinatos se han hecho más frecuentes. El mes pasado el Consejo de Seguridad de la ONU prorrogó la estancia de las fuerzas de paz en Haití hasta octubre de 2014.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

RT

loading...