90024520131113093444953_opt

Bajo las presiones de la comunidad internacional, el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, se vio obligado a cancelar el plan de construir miles de nuevas viviendas ilegales para los colonos en los territorios palestinos.

El premier del régimen israelí tomó el martes esta decisión, horas después de que el presidente del Estado de Palestina, Mahmud Abás, amenazara con poner fin a las llamadas conversaciones de paz si este régimen sigue con sus nuevos planes de expansión de asentamientos.

Si el régimen de Israel no retira su última decisión de construir asentamientos, eso significará una declaración oficial del fin del proceso de paz, así afirmó ese mismo día, el negociador palestino, Saeb Erekat, citando a Abás.

Erekat agregó que Abás ha anunciado su ultimátum también a la Liga Árabe (LA) y al Cuarteto para Medio Oriente (Estados Unidos, la Organización de las Naciones Unidas, la Unión Europea y Rusia).

Temprano en el día, el grupo opositor a la construcción de asentamientos Paz Ahora reveló que el ministerio de vivienda del régimen de Tel Aviv pretende planificar 20 000 nuevas viviendas en Cisjordania ocupada.

Netanyahu afirmó que ha ordenado al ministro de vivienda israelí, Uri Ariel, “reconsiderar todas las medidas relacionadas con la planificación [de esas viviendas para los colonos], tomadas sin coordinación previa”, indicó mediante un comunicado la oficina de Netanyahu.

Según el comunicado, el premier israelí afirmó a Ariel que los planes “eran de un gesto inútil – legalmente y en la práctica – y de una acción que provoca una confrontación innecesaria con la comunidad internacional en momentos en que nos esforzamos en convencer a miembros de la misma comunidad a llegar a un mejor acuerdo con Irán” sobre su programa de energía nuclear.

Ariel aceptó el pedido del primer ministro, agregó el comunicado.

Mientras tanto, Estados Unidos expresó su profunda preocupación por el reciente anuncio del régimen israelí respecto a la construcción nuevos asentamientos.

“Estamos muy preocupados (…), estamos sorprendidos por este anuncio y actualmente buscamos explicaciones de Israel” aseveró Jennifer Psaki, portavoz del Departamento de Estado, para luego agregar “no aceptamos la legitimidad de la continuación de la actividad de colonización”.

Las conversaciones entre el régimen de Israel y el Estado de Palestina se congelaron en septiembre de 2010, después de que los primeros rechazaran una moratoria a la construcción de estos asentamientos en la ocupada Cisjordania y Al-Quds (Jerusalén).

En la actualidad, ambas partes están enfrascadas en un nuevo proceso de paz, que fue reactivado el pasado julio y fue rechazado firmemente por los grupos palestinos, entre ellos el Movimiento de Resistencia Islámica Palestina (HAMAS) y el Movimiento de la Yihad Islámica Palestina.

Hispan Tv

loading...