20130212_5119206w_optHacienda ha enviado una notificación al Congreso de los Diputados para que embarguen los pagos al Grupo Cantoblanco, propiedad del vicepresidente de la CEOE, Arturo Fernández, dada la deuda pendiente que tiene con la Agencia Tributaria. Hacienda trata de recuperar una deuda por un importe de 416.865 euros, incluyendo intereses y costas del procedimiento de apremio. El empresario, muy cercano a Esperanza Aguirre, acapara numerosas concesiones para la gestión de los servicios de restauración en edificios públicos. A pesar del escándalo que saltó en febrero de este año, de que pagaba en negro a sus trabajadores, siguió recibiendo contratos públicos.

Cuantiosas deudas con la administración
A pesar de que es obligatorio para contratar con la administración estar al día de los pagos a la Seguridad Social, Arturo Fernández ha podido compatibilizar 16 reclamaciones por impago de las cotizaciones de sus trabajadores a través de sus diferentes empresas. Mientra se hartaba de dar lecciones de cómo salir de la crisis, además de pagar en negro a sus trabajadores, debía 2,7 millones de euros a Turespaña, sociedad estatal que depende del Ministerio de Industria y además el Grupo Cantoblanco Catering Service S.L. debe dos millones de euros más a Ifema, el Instituto de Ferias de Madrid, del que se adjudicó el servicio de catering.

Se le acabó el chollo
Precisamente estos días el Congreso debía decidir si renovaba la concesión. No tenía muchas posibilidades y ahora, esta notificiación de embargo, presumiblemente le habrá dado la puntilla. En esta convocatoria, era la primera vez en la que Arturo Fernández no partía como favorito en el concurso.

www.elplural.com

loading...