13838605012770_optEl juez de la Audiencia Nacional Javier Gómez Bermúdez ha enviado a prisión al ex director general de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) Roberto López Abad, que tendrá que abonar un millón y medio de euros si quiere abandonar la cárcel.

El magistrado ha dictado también el ingreso en la cárcel del ex director de Empresas Daniel Gil, en este caso bajo fianza de 400.000 euros. Los dos serán trasladados esta noche a Soto del Real donde permanecerán hasta que reúnan las cantidades impuestas.

El fiscal Anticorrupción había solicitado para Roberto López Abad, ex director general de CAM, el ingreso en prisión eludible bajo fianza de dos millones de euros. Una cuantía que rebajó hasta los 500.000 euros para el ex director de inversiones inmobiliarias, Daniel Gil.

El juez de la Audiencia Nacional Javier Gómez Bermúdez ha dejado en libertad esta tarde, tras tomarles declaración, a otros dos detenidos en la causa en la que investiga el desvío a paraísos fiscales de 247 millones de euros por parte de exdirectivos de la CAM.

Se trata del ex director general de Tenedora de Inversiones y Participaciones -filial de la caja- Vicente Sánchez y del empresario y ex director económico de la sociedad ValfensalFrancisco Climent, que han abandonado la Audiencia Nacional después de comparecer ante el magistrado.

Esta mañana también había quedado en libertad otro de los detenidos, el exdirector de la división internacional y negocio hotelero de la caja César Veliz.

Declaraciones vespertinas

Gómez Bermúdez ha comenzado a tomar declaración al ex director general de la CAM, Roberto López Abad, pasadas las 18:30 horas, cuando ha terminado de interrogar al ex director general de Empresas Daniel Gil Mallebrera, que ha sido trasladado a los calabozos de la sede judicial a la espera de que el magistrado resuelva sobre su situación, han informado fuentes jurídicas.

Todos ellos están acusados de delitos contra la Hacienda Pública, falsedad documental y contable, administración fraudulenta y apropiación indebida.

En los autos en los que ordenó su detención, el magistrado describe una operación mediante la que la CAM concedió financiación a Valfensal -a su vez participada por la caja-para la construcción o adquisición de hoteles en México, Costa Rica y la República Dominicana, aunque los ingresos de la sociedad fueron desviados a otra domiciliada en Curazao, en las antiguas Antillas Holandesas.

Como consecuencia de esas prácticas, el juez calcula que en los últimos cinco años sedefraudaron a la Hacienda española unos 31 millones de euros.

Además de estos cinco, que son los que han pasado a disposición judicial, la Guardia Civil ha detenido a otras cuatro personas e implicado a once más en la operación, que el instituto armado ha llamado “Mar Nuestro”.

Elmundo

loading...