Partidarios-partido-Amanecer-Dorado-manifiestan_TINIMA20131002_1172_3_optDos responsables del partido griego neonazi Amanecer Dorado, uno de ellos secretario local de la formación política, murieron este viernes por varios disparos a las puertas de una sede del partido en el barrio ateniense de Neo Iraklio. Un tercer hombre se encuentra herido de gravedad.

Las dos víctimas, de 22 y 26 años, fueron abatidos desde una motocicleta en la que iban dos personas, informó la policía, que ha lanzado una operación de búsqueda.

El portavoz de Amanecer Dorado, Ilias Kasiriadis, ha confirmado que las dos víctimas eran miembros del partido. Medios locales que citan a la policía han precisado que el ataque se perpetró con un arma de nueve milímetros y los disparos se efectuaron directamente a la cabeza y a una de las víctimas también al tórax.

El ministro de Sanidad, Adonis Yeoryiadis, señaló en declaraciones a una cadena de televisión privada que el tercer hombre, de 27 años, se encuentra en estado de suma gravedad. El ministro de Orden Público, Nikos Dendias, apuntó indirectamente a la posibilidad de un ajuste de cuentas por el asesinato en septiembre pasado del activista de izquierdas Pavlos Fyssas a manos de un simpatizante de Amanecer Dorado.

“No puede permitirse que el país se convierta en un escenario de ajustes de cuentas por cualquier cosa”, dijo el ministro en un comunicado. Para Amanecer Dorado no hay duda de que se trata de un acto de venganza por la muerte de Fyssas, y en un comunicado, el partido neonazi aseguró que fue “un golpe a ciegas en que los criminales tenían la intención clara de ejecutar a cualquiera que se encontrase ante la oficina de Amanecer Dorado”.

El partido aseguró que ha pedido protección policial porque había recibido amenazas.

Cómo sucedieron los hechos

En un comunicado, la policía explicó que los hechos se desarrollaron de la siguiente manera: hacia las siete de la tarde hora local del viernes una motocicleta con dos hombres se acercó hasta la oficina de Amanecer Dorado en el barrio de Nueva Iraklio, en las afueras de Atenas.

Los dos hombres descendieron de la moto y se acercaron a pie hasta la puertas del citado local, donde se encontraban cuatro hombres, a los que uno de los dos motoristas disparó a bocajarro. A continuación se dieron a la fuga en la moto, que, según informaciones de los medios, era una motocicleta robada que fue hallada poco después abandonada.

EFE

loading...