Michele Emiliano_optEl alcalde de la ciudad italiana de Bari (sur), Michele Emiliano, emitió una orden en la que prohíbe a los jóvenes pararse en grupo durante mucho tiempo en la calle “en actitud de reto o venganza”, según los diarios locales.

Al respecto el alcalde señaló que “ya era hora, estábamos hartos”. La medida se hará vigente a partir de este sábado y tendrá “tolerancia cero” en cinco plazas del centro histórico de la ciudad: Umberto, Bautistas, Moro, Garibaldi y Balenzano.

Además, la orden, que es válida por 6 meses y expirará el 30 de abril del próximo año, prohíbe estrictamente cualquier conducta contraria al orden público y decoro, que perjudiquen a los ciudadanos por manifestaciones violentas.

Un encuentro entre varios jóvenes, según la tradición que impera en la zona, puede convertirse en un reto, pues la mirada debe sostenerse durante un tiempo, y el que la baja primero es el más débil.

El primero en hacer esta petición fue el comité la Plaza Umberto, que en reuniones especiales con el Ayuntamiento han denunciado en repetidas ocasiones el estado de abandono y deterioro de los jardines históricos adyacentes al Ateneo.

Estará prohibido pisar el césped, dañar los juegos de los niños, dejar residuos fuera de los basureros, recoger flores o plantas, acostarse, dormir, comer, estar fuera de orden o con actitudes contrarias al decoro.

También se ha impuesto la prohibición de permanecer en grupo: “Esta conducta -dice el decreto- es tanto más perjudicial para el interés público, repetida por personas con antecedentes penales”.

Finalmente, no se puede patinar o jugar a la pelota ya que pueden provocar accidentes a caminantes y daños a las personas.

Los infractores serán sancionados con multas con que oscilan entre 25 y 500 euros, además de una denuncia penal.

Una medida similar fue adoptada por Emiliano en 2010 en las calles de la ciudad vieja y en especial a la parte frontal de la Catedral.

Telesur

loading...