kzOrTBAy4ReQ8KrFvjkW_opt

 

 

  • Los ajustes en el IVA por distintas sentencias europeas encarecerán las gafas, las lentillas o las vendas.
  • La luz, la gasolina y los servicios municipales al consumidor también elevarán el coste de la vida el próximo año.

Es posible que lo peor haya pasado ya, que la parte más dura de la subida de impuestos y precios públicos forzada, en alguna medida, por la delicada situación de las arcas de las administraciones públicas haya quedado atrás, pero el próximo año habrá nuevos factores que encarezcan el coste de la vida.

– El IVA de las vendas, las gafas y otros instrumentos de uso común. A partir del 1 de enero, España empezará a gravar con un 21% determinados complementos y aparatos que se utilizan para corregir deficiencias físicas, entre los que los más populares son las gafas, las lentillas, los audífonos o las vendas, que hasta ahora disfrutaban de un tipo reducido del 10%.

– Más subidas de la luz. La reforma energética aprobada por el Gobierno ha establecido un modelo que reparte los sobrecostes del sistema entre empresas, Presupuesto del Estado y consumidores, que, con carácter inmediato, se tradujo en un encarecimiento del 3,2% del recibo de la luz.

En principio no hay previstas más subidas a corto plazo, pero lo cierto es que pocos confían en que lo hecho hasta ahora sirva para atajar el déficit del sistema eléctrico. Citi espera que el año que viene éste sea de unos 2.100 millones de euros lo que obligaría a nuevas subidas del recibo de la luz.

– Tasas municipales. Atención de ancianos, enseñanza primaria, limpieza viaria, recogida de basuras, transporte público…La reforma de la Administración Local aprobada por el Gobierno, y en plena tramitación, establece unos criterios financieros muy estrictos según los cuales las entidades locales no pueden prestar aquellos servicios que no puedan financiar. Si no quieren que se les retiren las competencias, a muchos ayuntamientos no les va a quedar más remedio que subir las tasas que cobran por la prestación de determinados servicios y, en muchos casos, implantarlas por primera vez.

– Gasolina, alcohol, tabacoEspaña aún tiene unos impuestos sobre los hidrocarburos más bajos que la media UE y el compromiso del Gobierno con Bruselas es ir incrementándolos progresivamente hasta armonizarlos con Europa. Otro factor obliga a pensar que la gasolina será más cara el año que viene. El compromiso, éste sí formal, del Ejecutivo de desarrollar la fiscalidad ambiental en 2014 en el marco de la reforma fiscal que el Gobierno anunciará en el primer trimestre del año.

El alcohol y el tabaco también están en el punto de mira. Los denominados impuestos sobre el vicio siempre están en los puestos de salida cuando se trata de cubrir posibles insuficiencias en los ingresos públicos. De hecho, acumulan cuatro subidas desde que se inició la crisis

lainformacion.com

loading...