protestas-en-bahrein-3_optEn Bahrein, país criticado por la brutal represión que ejerce contra las manifestaciones populares prodemocráticas, los ciudadanos siguen comprometidos a continuar con sus protestas antigubernamentales para pedir el fin de la monarquía de los Al Jalifa.

El jueves por la noche, los bahreiníes salieron a las calles de la ciudad de Manama, la capital, así como de otras ciudades y pueblos del país árabe, para condenar las medidas represivas de las fuerzas policiales y militares y exigir la inmediata liberación de los presos políticos.

Asimismo, durante la jornada de este viernes, Jalil al-Marzuq, un alto miembro del principal partido opositor, Al-Wefaq, compareció ante un tribunal y se defendió del delito que se le imputa, a saber: instigar a la violencia en el país árabe.

Igualmente, el asesor político de Ali Salman, líder de Al-Wefaq, fue puesto en libertad temporalmente por el tribunal que tiene previsto revisar su caso el próximo 18 de noviembre.

Al-Marzuq fue arrestado el pasado 17 de septiembre bajo la acusación de “instigar a delitos de terrorismo” en un discurso que pronunció el 6 de ese mismo mes.

Desde el 14 de febrero de 2011, Bahrein es escenario de manifestaciones populares que son reprimidas por el ejército y la policía con el apoyo de tropas de Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos (EAU), y la logística de países occidentales, principalmente de Estados Unidos.

La libertad de los presos políticos, la retirada de las fuerzas sauditas de su país y el fin de la monarquía, en el poder desde hace más de 40 años, figuran entre las demandas del pueblo bahreiní.

Hispan TV

loading...