El Primer Ministro tunecino, Alí Larayedh, ratificó este jueves su compromiso de disolver su Gobierno islamista moderado, ajustado al plan acordado con la oposición, horas después de que miles de personas se manifestaran en la capital para exigirle que cumpliera su compromiso.

“Renovamos hoy nuestra promesa de cumplir con la disolución del Gobierno en el marco del compromiso y finalización de las distintas etapas fijadas en la hoja de ruta” acordada con la oposición el 5 de octubre, señaló Larayedh en una comparecencia que se retrasó más de siete horas.

Dicha hoja de ruta, acordada entre los distintos partidos tunecinos a principios de mes, recoge la necesidad de que la Asamblea Nacional Constituyente finalice en el menor tiempo posible la redacción de una nueva constitución, y de una ley electoral, así como la formación de una comisión electoral.

TUNEZ

Además, estipula la renuncia del actual Ejecutivo y la formación de un Gobierno de tecnócratas de consenso, dirigido por una personalidad independiente y neutral.

Larayedh, quien no ofreció una fecha para la dimisión de su Gobierno, insistió en que “la prioridad ahora está en la cuestión de la seguridad”, en referencia al enfrentamiento ocurrido este mismo jueves entre fuerzas del orden y un supuesto grupo terrorista en el que fallecieron seis agentes de la Guardia Nacional y que parece haber trastocado el comienzo oficial de dicho diálogo.

El primer ministro también llamó a la unidad nacional para “luchar contra el terrorismo” y pidió paciencia a los tunecinos.

Por otra parte, la coordinadora de comunicación del FSN, Aida Klibi, aseguró que las fuerzas políticas del frente se van a reunir de inmediato para ofrecer una respuesta unánime a las declaraciones de Larayedh, según informaciones de reveladas por la agencia internacional Efe.

Protestas de la oposición

La alocución de Larayedh se produjo horas después de que miles de personas convocadas por la plataforma opositora Frente de Salvación Nacional (FSN) manifestaran en el centro de la capital para pedir el cumplimiento de la promesa de dimisión del Ejecutivo.

La manifestación, encabezada por personas que llevaban pancartas contra la alianza gubernamental y coreaban consignas contrarias al partido del renacimiento, Ennahda, se desarrolló de forma pacífica; sin embargo, estuvo rodeada de un importante despliegue policial. La misma coincidió con el segundo aniversario del triunfo electoral de Ennahda en los primeros comicios libres y competitivos del país árabe norafricano.

El Ministerio del Interior informó que horas después de la marcha seis policías fueron asesinados por presuntos milicianos islamistas en poblado Sidi Ali Bououn (sur).

Al menos uno de los presuntos islamistas murió y otro resultó herido en un enfrentamiento a tiros desatado por el ataque, mientras que otros cuatro policías resultaron heridos en ese tiroteo, agregó el Ministerio.

Túnez fue el país que inauguró la serie de revoluciones populares en las naciones árabes conocida como Primavera Árabe, en 2011.

La nación atraviesa una creciente crisis económica y enfrenta una ola de inseguridad y de ataques de islamistas vinculados a Al Qaeda que este año incluyó el asesinato de dos diputados de izquierda.

www.telesurtv.net

loading...