(OroyFinanzas.com) – En virtud de una resolución de los inspectores de la agencia anti-fraude de la Comisión Europea, el Estado italiano debe devolver 364 millones de euros procedentes de fondos comunitarios destinados a la construcción de la Autopista Salerno-Calabria (en el sur de la península italiana, en Nápoles) y que fueron desviados en comisiones y mordidas hacia la mafia calabresa.

La devolución de este dinero procedente de los Fondos de Cohesión de la Unión Europea es la más grande de la historia de la Unión. Este reembolso hunde más si cabe al abismo a las cuentas públicas de Italia, ya de por sí con un déficit crónico. Sin embargo, es el momento para las autoridades italianas de investigar y recuperar hasta el último euro del dinero desviado. Por ello, es determinante la limpieza de la policía y un plan ambicioso de desarticulación del entramado mafioso que campa a sus anchas en el sur de Italia.

2

El montante de dinero defraudado supone más de la mitad del fraude total detectado por los servicios anti-fraude  en el empleo de los Fondos de Cohesión. Sólo en el último año fueron descubiertos y recuperados cerca de 657 millones de euros malversados.

La utilización fraudulenta de los fondos comunitarios se instrumenta a través de inflar los presupuestos de gastos, comisiones ilegales, licencias irregulares, cohecho (cobro de sobornos para obtener favores de políticos), fraude fiscal o la emisión de proyectos y facturas falsas. Bajo estas técnicas se han malversado miles de millones de euros en la corta vida de la Unión Europea. A pesar de que todavía se encuentra en fase de instrucción, el conocido en España como “caso de los ERE fraudulentos” en Andalucía se basa en la malversación de dinero procedente de los presupuestos comunitarios para formación de parados y de los cuales se han beneficiado las cúpulas sindicales, intermediarios como bufetes de abogados o consultores e implica a la mismísima Junta de Andalucía.

Volviendo a Italia, el empleo de los fondos comunitarios desde hace varios años se encuentra bajo sospecha por el posible desvío de cantidades no despreciables hacia los conocidos “sindicatos del crimen”. No debemos dejar de reseñar que, en gran parte, el proceso de modernización y acondicionamiento de las infraestructuras en el sur de Italia se ha hecho gracias a los fondos comunitarios, como en España. Sin embargo, en un país sumido en la corrupción institucionalizada, el manejo eficiente y responsable de los fondos europeos es una utopía por la que los contribuyentes tendrán que responder, aunque no tengan culpa del desvío del dinero.

Mientras la Comisión Europea intensifica sus investigaciones sobre el mal uso de los fondos comunitarios, en el presupuesto de 2014 se incrementa en un 6,8% la partida de Fondos de Cohesión centrados en la construcción de obra civil en el sur y este de Europa. Sobre todo se beneficiarán los países del Este de Europa, los cuales  son los de más reciente entrada y que ahora serán los más beneficiados para lograr la convergencia con el resto de los países de la Unión.

Fuente: The Telegraph

www.oroyfinanzas.com

loading...