El presidente de la Comisión de la Ciudad de Miami, Marc Sarnoff, propone encarcelar a las personas sin hogar para que no violen el orden público satisfaciendo sus necesidades básicas en el centro de la urbe.

El abismo entre ricos y pobres salta a la vista en Miami, en cuyas calles duermen centenares de personas sin techo. Debido a los precios desorbitados de las viviendas, muchas familias humildes no pueden permitirse ni el hogar más sencillo. Por si esto fuera poco, la ciudad se está planteando encarcelar a estas personas por realizar ciertas actividades en público.

Sarnoff y sus aliados de la comisión han contratado a un bufete de abogados para tratar de modificar el acuerdo de 1998, cuando los agentes del orden recibieron instrucciones de no detener a las personas sin hogar que dormían en los bancos de los parques o que comían en las aceras. Ahora lo que propone el presidente de la Comisión de la Ciudad de Miami es revocar este acuerdo y arrestar a cualquier persona que bloquee una acera, prepare comida en un espacio público usando fuego, eche basura a la calle, orine o defeque en público.

loading...