La naturaleza y los animales nunca dejan de sorprendernos, esta vez lo han hecho unos cisnes en un estanque de un parque de Taiwan.

La pareja de cisnes negros empezó a alimentar a un numeroso grupo de peces que pululaban por el estanque. Los dos cisnes toman la comida de una especie de cuenco y se la dan a los peces. Es como si entre todos hubiera una gran conexión y entendimiento.

 

loading...