90024520130715132323663

El régimen de Israel está preocupado por la ampliación de las sanciones económicas internacionales impuestas en su contra.

Conforme a los nuevos datos emitidos por los ministerios del ámbito económico del régimen israelí, varios bancos europeos de importancia se han negado a otorgar préstamos a las empresas israelíes activas en las colonias en los territorios ocupados palestinos.

En este sentido, el diario israelí ‘Haaretz’ se refiere al boicot de los artículos producidos en los territorios ocupados palestinos como la mayor preocupación del régimen israelí.

Según las estadísticas, el Producto Interno Bruto (PIB) del régimen de Israel está a punto de caer.

En el año 2005, activistas y académicos, junto con Organizaciones No Gubernamentales (ONG) palestinos, lanzaron una campaña de boicot económico y académico contra el régimen de Israel.

Hoy por hoy, más de 170 ONGs en el mundo están activamente difundiendo esta campaña, intentando aislar al régimen de Israel al igual que hicieron las campañas hechas en los años 70 y 80 contra el régimen de apartheid de Sudáfrica y dando a conocer al público la naturaleza racista e imperialista del régimen israelí.

El número de israelíes que viven debajo de la línea de la pobreza llega al 23 por ciento de la población total, entonces casi una cuarta parte de los israelíes se ve agobiado por la pobreza grave.

El gabinete del primer ministro del régimen israelí, Benyamin Netanyahu, sufre un déficit de 3 mil millones de dólares.

Durante los últimos meses, el territorio ocupado palestino ha sido escenario de amplias protestas y huelgas contra el régimen de Tel Aviv, en las que los manifestantes, además de criticar las políticas económicas de Netanyahu, exigen su renuncia.

Ante la actual crisis, los conatos de suicidio y la inmolación de israelíes se han convertido en otra forma de protesta, medida extrema que ha causado varios muertos.

loading...