1373559704732sat-detdn

A ambos les atribuye la presunta autoría de los delitos de usurpación, desobediencia grave y daños durante la ocupación de la finca de Las Turquillas en julio de 2012.

La Abogacía del Estado ha pedido dos años de cárcel para el diputado andaluz y alcalde de Marinaleda (Sevilla), Juan Manuel Sánchez Gordillo (IU) y para el portavoz del Sindicato Andaluz de Trabajadores, Diego Cañamero, por la ocupación, hace un año, de la finca militar Las Turquillas de Osuna en Sevilla. A ambos les atribuye la presunta autoría de los delitos de usurpación, desobediencia grave y daños durante la ocupación de la finca.

La finca militar Las Turquillas  fue ocupada por militantes del SAT entre el 24 de julio de 2012 y el 9 de agosto de ese año para denunciar el impacto de la crisis sobre el campo andaluz. La finca sufrió daños tasados en unos 800 euros.

La Abogacía del Estado hace extensible la petición de pena de dos años de cárcel para otros dos militantes del SAT a los que considera cabecillas de la protesta junto a Sánchez Gordillo y Cañamero. Para los 50 imputados restantes solicita un año y seis meses de cárcel por los mismos delitos y Sánchez Gordillo es el único aforado de los imputados en esta causa.

El pasado mayo el juez instructor del TSJA dictó un auto de procedimiento abreviado sobre esta causa que quedó en suspenso tras comprobar que faltaban diez personas por declarar, entre ellas Cañamero, que finalmente compareció el pasado martes ante el alto tribunal andaluz, al que asistió detenido por haber desoído varios llamamientos de la justicia para que acudiera a prestar testimonio.

Una vez tramitadas esas diez comparecencias, el juez levantó la suspensión del auto de procedimiento abreviado, por lo que solo resta la apertura de juicio oral y su señalamiento tras el pronunciamiento de las partes.

www.publico.es

loading...

1 Comentario

  1. La pantomima de la condena de dos años de cárcel debe ser abolida. Todos sabemos que no se cumple. La justicia no ha de ser desigual para nadie y por tanto la condena como fruto de la violación de los derechos de libertad de las personas victimas de esa violación, ha ser cumplida en su totalidad desde un día hasta los dos años de cárcel, siendo a partir de los treinta años transformada en CADENA PERPETUA, pagando la dieta y el alojamiento, la persona condenada.
    Esto es hacer justicia y sobre todo DEMOCRACIA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.