greece-financial-crisis-234-390x285

Los sindicatos griegos convocaron este miércoles una huelga general de 24 horas para el próximo 16 de julio para mostrar su rechazo a las políticas neoliberales impuestas por el Gobierno heleno bajo presión de la Troika, conformada por la Comisión Europea (CE), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Central Europeo (BCE).

Esta huelga general podría coincidir con una votación parlamentaria que decidirá sobre las nuevas medidas que el Gobierno griego acordó con la Troika, entre las que se incluyen recortes de vigilantes de escuelas, policías municipales y otros puestos de gobiernos locales. Aún no está fijada la fecha de votación, aunque se prevé que el Gobierno la presente a los diputados hacia el 19 de julio.

“En un país donde el desempleo ha alcanzado el 30 por ciento y el 60 por ciento para los jóvenes, donde la sociedad se empobrece rápidamente y el estado del bienestar ha sido destruido, las nuevas medidas llevarán a un incremento del desempleo y la pobreza de la sociedad griega”, advierte un comunicado presentado por los sindicatos este mismo miércoles.

El acuerdo con la troika contempla el despido de 15.000 empleados públicos antes de culminar 2014. De ellos, 4.000 saldrán este mismo año.

Además, 25.000 empleados públicos serán puestos en un esquema de “movilidad laboral”, que consiste en que se les pagará sólo el 75 por ciento de su salario durante ocho meses y, si en ese período no se les encuentra un puesto de trabajo en otro organismo de la administración pública, serán despedidos definitivamente.

Los mayores sindicatos del sector privado y del público de Grecia, GSEE y ADEDY, que representan a unos 2,5 millones de trabajadores, han llevado a cabo varias huelgas desde que estalló la crisis en el país a finales de 2009.

Las protestas contra los planes del Gobierno de reducir la administración pública se están radicalizando y cada vez cuentan con mayor respaldo popular.

www.librered.net

loading...