passos_coelho_portada

La inestabilidad política que atraviesa Portugal preocupa, y mucho, al entramado financiero internacional. Algunos expertos, como Steen Jakobsen, economista jefe del banco danés Saxo Bank, creen que el Gobierno de Pedro Passos Coelho no llegará al fin de semana.

“Es más que probable que Portugal, sometido a una gran presión económica derivada de la falta de crecimiento, un sector público abotargado y más de una década de crecimiento cero, vea caer a su Gobierno en las próximas 48 horas, a pesar de que su primer ministro Pedro Passos Coelho asegure que no va a dimitir”, ha explicado Jakobsen en una nota emitida por la entidad este mediodía.

Según este experto, el Gobierno “ha fallado todos sus objetivos” y “ha esperado hasta marzo de este año para tener que admitir que el crecimiento iba a caer el doble de lo esperado”. Por eso no existe posibilidad, creen en Saxo Bank, de que el 2015 sea considerado “el año mágico en el que el crecimiento caerá del cielo: el déficit presupuestario se reducirá hasta ajustarse al límite del 3% y seremos testigos de una reversión del 3% en las medidas de austeridad”. Por el contrario, la entidad danesa da por descontado que Lisboa recibirá en los próximos seis meses un segundo rescate (el primero, fechado en la primavera del 2011, comprendía 78.000 millones de euros).

La de Jakobsen no es una opinión aislada. Los analistas de Nordea, uno de los grandes bancos de inversión escandinavos, consideran que “el riesgo de que el gobierno [portugués] caiga es alto y lo que en ese país se ha conseguido hasta ahora con trabajo duro puede deshacerse en cuestión de días”. Esta última es una referencia a la posibilidad de que, tras una supuesta caída de Passos Coelho, alcance el poder una coalición posicionada contra las medidas de austeridad.

Los últimos días han sido tensos en Lisboa. La semana pasada el país vivió la cuarta huelga general de la crisis –un paro que secundaron, además de los grandes sindicatos, también los empresarios- y, más recientemente, a Passos Coelho le han llegado dos cartas de dimisión. La primera llevaba el remite de su ministro de Finanzas. Y la segunda, y si cabe aún más importante todavía, llevaba el remite del ministro de Exteriores, que no es otro que Paulo Portas, líder de los democristianos que garantizan la mayoría absoluta de Passos Coelho.

La Bolsa de Lisboa, por su parte, ha registrado este miércoles caídas del 6% mientras que en todas las agencias de noticias financieras, así como en los portales más respetados del entramado –como ZeroHedge-, se prestaba especial atención a la crisis política del país

[box_info]www.elboletin.com[/box_info]

loading...