2013070184europa

La Unión Europea ha revisado los precios máximos que permite a las operadoras cobrar por el roaming o tarifas de itinerancia. El precio de usar internet en el móvil desde otro estado de la UE no podrá superar desde este lunes los 45 céntimos por mega (IVA no incluido).

Efectuar llamadas desde otro país costará como máximo 24 céntimos por minuto, recibirlas costará 7 céntimos por minuto y enviar un SMS, 8 céntimos.

Estas tarifas máximas son fijadas cada 1 de julio desde el año 2007 por la Unión Europea para evitar los recargos abusivos de las operadoras sobre los viajeros. Esta última revisión a la baja es significativa, sobre todo en lo que se refiere al uso de internet móvil: el precio máximo para el tráfico de datos se reduce un 36% respecto al fijado el año pasado. Desde la primera regulación en 2007, esta tarifa se ha reducido un 91%. Por su parte, el coste de llamadas y mensajes de texto ha caído hasta un 80%.

Hacia la eliminación definitiva del ‘roaming’

Estas tarifas tienen los meses contados, ya que el Ejecutivo comunitario ha decidido eliminarlas a partir del 1 de julio de 2014. Desde ese momento, los ciudadanos de la UE no verán incrementada su factura cuando viajen, siempre que se encuentren en un país miembro.

Utilizando estas cifras como tope, el reglamento establece que las operadoras tienen libertad para fijar tarifas más baratas -algunas ya han comenzado a eliminar los costes adicionales para la itinerancia de voz y de mensajes de texto- o para ofrecer una zona de itinerancia libre en una región u otra de Europa.

“Las últimas reducciones de precios suponen un ahorro de dinero para el verano y son un paso decisivo hacia la eliminación definitiva de estos costes adicionales. Esto es positivo tanto para los consumidores como para las empresas, por cuanto se elimina el temor del mercado y le permite crecer”, ha dicho la comisaria de Telecomunicaciones, Neelie Kroes.

[box_info]www.elconfidencial.com[/box_info]

loading...