El gobierno de Chile desplegó este jueves centenares de policías para desalojar las decenas de colegios que se utilizarán el domingo en las elecciones primarias y que estaban tomados por alumnos que demandan educación gratuita y de calidad.

Durante la madrugada de este jueves, la policía comenzó el desalojo de cerca de unos veinte colegios e institutos tomados por el alumnado.

En gran parte de los recintos los estudiantes salieron de forma voluntaria, pero hubo algunos incidentes, por ejemplo, en el centro Carmela Carvajal en Providencia, donde apoderados se quejaron de violencia y agresiones contra las 16 alumnas que se encontraban en el interior del lugar. Todas fueron detenidas delante de sus familiares.

En el Instituto Darío Salas también hubo enfrentamientos luego que un grupo de alumnos subieran al techo y comenzaran a lanzar objetos contundentes contra los agentes.

La policía ingresó al recinto rompiendo los portones para sacar a los estudiantes de ese lugar, utilizando bombas lacrimógenas.

La orden de desalojo de los liceos tomados fue tomada por el ministerio del Interior, a través de una carta enviada por la Intendencia Metropolitana.

La crisis estudiantil y social que generó miles de protestas desde 2011 atraviesa todo el debate electoral.

En Chile, sólo un 36 por ciento de la educación escolar es provista por el Estado, y las universidades públicas cobran miles de dólares a las familias de los estudiantes.

[box_info]www.librered.net[/box_info]

loading...