2335dd237eb80ddb7d4c86e7b8485e85_article430bw

Decenas de miles de personas salieron a las calles de Roma para protestar contra el desempleo, que ha alcanzado el nivel máximo de la historia, y para exigir que el Gobierno emprenda alguna medida al respecto.

La tasa de paro ha alcanzado el 12% y el paro juvenil supera ya el 40%, también un máximo histórico. Sin embargo, el número actual de parados podría ser mucho más alto que las cifras oficiales, según la oficina del Instituto Nacional de Estadística (ISTAT).

La manifestación fue convocada por la Confederación General Italiana del Trabajo (CGIL), la Confederación Italiana de Sindicatos de Trabajadores (CISL) y la Unión Italiana del Trabajo (UIL). Es la primera movilización grande contra el Gobierno de Enrico Letta, que lleva dos meses en el poder.

“No podemos aceptar estas promesas continuas que no se traducen en decisiones para un cambio de rumbo”, dijo la secretaria general de la CGIL, Susanna Camusso, ante los manifestantes que acudieron a la plaza de San Giovanni de Roma.

 AFP Filippo Monteforte

La protesta se centró en uno de los asuntos más polémicos: el anuncio de que el fabricante de electrodomésticos Indesit iba a despedir a 1.400 empleados. Los ciudadanos pidieron que el Gobierno intervenga para prevenir este hecho. “Indesit no está en crisis. Solo quiere usar los beneficios para invertir en Turquía y Polonia”, dijo Camusso.

 AFP Filippo Monteforte

 AFP Filippo Monteforte

 AFP Filippo Monteforte

RT

 

loading...