el-corte-ingles

La Marea Blanca, profesionales y pacientes han decidido dar una respuesta contundente a la puja que ha presentado El Corte Inglés, junto a OHL y Ribera Salud, por los hospitales Infanta Leonor (Vallecas) y el del Sureste (Arganda del Rey), sacados a concurso por la Comunidad de Madrid. La Marea Blanca ha hecho un llamamiento para que los ciudadanos dejen de comprar en los grandes almacenes propiedad de Isidoro Álvarez para mostrar así su repulsa a las externalizaciones ideadas por Ignacio González.

‘Si compras en El Corte Inglés favoreces la privatización sanitaria’. Ese es el lema de la iniciativa que ha puesto en marcha la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Madrid (ADSPM), y que se han encargado de difundir profesionales y pacientes por las redes sociales. Un ‘boicot’ con el que se pretende demostrar el descontento de la ciudadanía madrileña con las medidas del Gobierno regional.

Según el comunicado remitido por este colectivo, “resulta llamativo que una empresa comercial, sin experiencia en la prestación de servicios sanitarios, pretenda hacerse con la gestión de la atención sanitaria de más de 460.000 habitantes de la Comunidad de Madrid”. Por ello, los miembros de la ADSPM creen que “cualquier compra que se realice en El Corte Ingles, y por lo tanto suponga beneficios a esta empresa, favorece la privatización de la Sanidad pública”.

Para evitarlo, esta asociación ha hecho un llamamiento “a la población de la Comunidad de Madrid y del resto del país” para que muestre activamente “su repulsa a la privatización sanitaria, dejando de comprar en El Corte Ingles, manifestando su rechazo a los que quieren sacar beneficios de la atención sanitaria y defendiendo activamente una Sanidad pública de calidad”.

El consorcio formado por Ribera Salud (la aseguradora de Bankia y el Sabadell), Ingesan (concesionaria de servicios de OHL) y la compañía Iecisa (El Corte Inglés) presento una oferta en el concurso abierto por el consejero de Sanidad madrileño, Javier Fernández-Lasquetty, por los hospitales Infanta Leonor y del Sureste.

No obstante, según indicó Ribera Salud en una nota de prensa, si el consorcio acaba obteniendo el visto bueno de la Comunidad de Madrid no serán estas empresas quienes controlen por completo estos centros. La oferta presentada sólo es por “una participación del 70% del accionariado”, mientras que el consorcio ha decidido “dejar el 30% restante abierto a la participación de los profesionales, para contar con su colaboración, implicación y vinculación”.

elboletin

loading...