Este es el “Spot publicitario” de la policía contra la violencia de genero, pero la realidad parece ser otra muy distinta.

loading...