Agustín Bolleredo lleva toda la mañana sufriendo los efectos de una gastroenteritis aguda provocada, supuestamente, por la ingesta de alimentos en mal estado. Pese a su situación, el enfermo ha salido de casa para ir al trabajo creyendo que mejoraría y su ruta hacia la oficina se ha convertido en un calvario que ha acabado colapsando el sector servicios.

Primero ha colapsado Segovia, ciudad en la que reside, para más tarde extender el caos y el mal olor por toda España. Numerosos bares y hoteles han tenido que cerrar sus instalaciones tras la visita a los baños de Bolleredo y también el transporte público se ha visto afectado. En su huida hacia adelante, el individuo recorre las calles de forma errática y dejando tras de sí una peste irrespirable.

La Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior ha recomendado a la población que no permanezca mucho tiempo en la calle, puesto que el fuerte olor a metano ya ha ocasionado varios mareos en distintos puntos del país.

“Está manchando la marca España”, se queja el Gobierno

“Afortunadamente, España no celebra hoy ningún evento internacional de gran trascendencia”, ha declarado el ministro Jorge Fernández Díaz, quien admite que “esto llega a ocurrir hace una semana, con la visita de Angela Merkel, y hubiera supuesto un serio inconveniente”. No se descarta que el Gobierno tome medidas contra este ciudadano que, con su negligencia, “ha manchado la marca España en un momento muy delicado”..

La prensa internacional, en alerta

Francia se mantiene también en alerta y ya ha advertido de que no tolerará la entrada de Bolleredo en el país, abatiéndole si es necesario para preservar la seguridad nacional. Las autoridades españolas, por su parte, intentan dar caza al individuo, que sigue corriendo sin rumbo haciendo breves paradas para “soltar lastre”. No se descarta recurrir al Ejército, que podría situar varios francotiradores en lugares estratégicos para disparar al sujeto con dardos cargados de Fortasec.

Fuente

loading...

3 Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.