Haciendo valer su enorme peso en el organismo, Estados Unidos bloquea una reforma del FMI que daría más peso a las naciones emergentes.
Estados Unidos es el mayor contribuyente del Fondo Monetario Internacional (FMI) – AFP

Estados Unidos está bloqueando la reforma del Fondo Monetario Internacional (FMI) luego de que en 2010 se acordaran cambios que deberían darle mayor participación a naciones emergentes en las decisiones de la institución.
Estados Unidos, el mayor contribuyente al FMI, que incluye a 188 miembros, es el único país del G-8 que todavía no ratifica un incremento de los aportes.
Este aumento doblaría los recursos del FMI a 767.000 millones de dólares, pero implicaría una reforma de la estructura de gobernanza para una mayor representación de los países emergentes.
Entre los miembros del G20, solamente Argentina, con un pasado conflictivo en la organización, ha mostrado la misma reticencia para implementar los cambios.
Y sin el apoyo de Estados Unidos, que cuenta con 16,7% del derecho a voto, los cambios en la distribución de poder dentro del organismo, tal y como fueron acordados en 2010, quedarán en un punto muerto.
“Mi objetivo es acercarme lo más posible a la meta”, declaró a final de julio la directora gerente del FMI, Christine Largarde, que admitió que la aprobación de un cambio del peso de los Estados miembro en el Fondo estaba, todavía, lejos de concretarse.
La fecha límite para aprobar la reforma es la cumbre anual que se celebrará entre el 12 y el 14 de octubre en Tokio y según anunció el Fondo el lunes, la reforma de las cuotas ha sido ratificada por 102 países, que ostentan un 65,9% de los votos, mientras que se necesita un 85% para revisar la fórmula de representación por país.
Según la distribución actual, China, la segunda economía mundial tiene sólo 3,8% del poder de voto del organismo con sede en Washington, mientras que Italia tiene un 3,1%.
De aplicarse la reforma, China doblaría sus aportes y su representación a 6%. “Estamos satisfechos con los importantes progresos realizados para la reforma de las cuotas y del mecanismo de gobernanza e instamos a los países restantes para que completen con celeridad los pasos que faltan”, afirmó un portavoz del FMI.
Actualmente el estancamiento de este proceso, se debe a Estados Unidos, que fue uno de sus principales promotores en la cumbre de Seúl en 2010, donde criticó la sobrerrepresentación de los países europeos.
“Es un poco irónico ver que el país que impulsó estas reformas está actualmente bloqueándolas de hecho”, explicó Domenico Lombardi, ex miembro del consejo de administración del FMI.
Según el ex funcionario del organismo, Washington se resiste sobre todo a reforzar el peso de China debido a las crecientes diferencias entre los dos países en materia comercial.
Sin embargo, muchos expertos apuntan que también existe una reticencia del gobierno actual a la hora de enviar esta reforma al Congreso para su tramitación, en un año de elecciones presidenciales en Estados Unidos.
Para Bessma Momani, experta en Ciencias Políticas de la Universidad de Waterloo en Canadá, el FMI está cada vez más en un primer plano por lo que el Congreso estadounidense podría transformarlo en un asunto de política interna.
Según la académica, la reforma del FMI podría no llevarse a cabo, si el republicano Mitt Romney gana las elecciones presidenciales el 6 de noviembre.
Por su parte, el Departamento del Tesoro estadounidense no quiso comentar la postura de Washington. Sin embargo, una fuente del gobierno reiteró, bajo condición de anonimato, el compromiso del gobierno para llevar a cabo la reforma del FMI en 2012.

http://observadorglobal.com/los-brics-no-pueden-ganar-peso-en-el-fmi-por-culpa-de-ee-uu-n52320.html

loading...