(Audio) Zaplana a González: “Me dijo Aznar que hables con Catalá para asegurar el puesto de fiscal jefe de la AN

Las conversaciones interceptadas por la Guardia Civil al ex presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, y su entorno han evidenciado a lo largo de toda la investigación por el conocido como ‘caso Lezo’ la capacidad de influencia que disponía González, a pesar de haber abandonado la primera línea de la política. Varias conversaciones mantenidas con el ex ministro de Trabajo en la época de José María Aznar, Eduardo Zaplana, evidencian estas influencias, en el punto de mira de los investigadores.

De las intervenciones telefónicas captadas por la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil ha quedado constancia el interés de González por tener a personas de ‘su cuerda’ en la cúpula de la carrera fiscal, una vez que ya se encontraba inmerso en procesos judiciales. Ya se conocía, tras la publicación de ciertas conversaciones intervenidas, su interés porque Manuel Moix fuera nombrado fiscal jefe de Anticorrupción, como así ocurrió -aunque tuvo que dimitir tras conocerse que dispone de una sociedad en Panamá-. El conocimiento de esas conversaciones, junto a otros hechos, provocó que tanto Moix como el ministro de Justicia, Rafael Catalá, fueran reprobados por el Congreso de los Diputados.

Ahora, se desvelan nuevas conversaciones que hacen apuntar a la misma tesis de un posible tráfico de influencias por parte del ex mandatario madrileño y sus contactos con miembros del actual Gobierno.

En una conversación interceptada el 19 de enero de este año, entre González y Zaplana en el despacho del primero, y a la que ha tenido acceso La Vanguardia, el ex ministro y ex presidente de la Generalitat valenciana le dice al ex presidente madrileño que tiene un mensaje para él. González le cuenta que ese mismo día ha quedado a comer con Ángel y Zaplana le propone ir a tomar el café con ellos.

“Tengo una cosa que deciros a los dos, que no tiene nada que ver con las cosas que estamos hablando. Me dijo Aznar que lo hablara con Ángel para que habléis los dos, que sois amigos, con Catalá -en referencia al ministro de Justicia, Rafael Catalá-”, le comenta Zaplana.

”Por asegurarnos”
El ex mandatario valenciano sigue con su idea de lo que deben hablar con el ministro de Justicia: “De poner…, bueno, poner…, él ya se lo gana por escalafón y por puntos. Se va Zaragoza -en referencia Javier Zaragoza- de fiscal jefe de la Audiencia Nacional”.

”¿Y tu amigo?”, le pregunta González, en referencia al posible sustituto de Zaragoza, que ocupó el cargo durante 12 años hasta su relevo por parte del recién nombrado fiscal general del Estado, José Manuel Maza.

”Está el segundo, de teniente fiscal”, le contesta Zaplana, en referencia a Jesús Alonso, quien finalmente fue nombrado fiscal jefe, en sustitución de Zaragoza. “¿No lo iban a poner aquí?”, le pregunta González en referencia al puesto del que estaban hablando. “¡Yo creo que sí, pero para asegurar!”, responde Zaplana.

Esta conversación se produjo tres meses antes de que González fuera detenido tras una investigación de la UCO y de la Fiscalía Anticorrupción y enviado a prisión por el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco. Antes de ser detenido, González ya estaba siendo investigado por un presunto delito de blanqueo de capitales por la compra de un ático en Marbella.

El sms de Catalá
A pesar de que desconocía que se le estaba investigando por orden de la Audiencia Nacional, temía que el juez Velasco pudiera acabar encausándole pero por el ‘caso Púnica’, por el que fue encarcelado el ex número 3 de Aguirre cuando él era el número 2, Francisco Granados. De las conversaciones interceptadas también se desprendía cómo quería que Velasco dejara el Jugado Central de Instrucción número 6. Tras estallar el ‘caso Lezo’, este magistrado fue ascendido a la Sala de Apelaciones de la Audiencia Nacional dejando libre el Juzgado en el que se investiga los dos grandes casos de corrupción vinculados al PP madrileño.

Por su parte, Catalá -que fue director gerente del madrileño hospital del Ramón y Cajal entre 2004 y 2005, siendo González vicepresidente primero del Gobierno regional- fue reprobado en el Congreso de los Diputados tras conocerse que en plena investigación a González le contestó un sms en el que le decía: “Gracias Nacho. Un fuerte abrazo. Ojalá se cierren pronto los líos”.

primaveravalenciana.info

loading...

Post source : primaveravalenciana.info

Relacionados

Deja un comentario