El recibo medio de la luz superará en enero los 90 euros y será el mayor de la historia

La factura mensual de electricidad de un usuario medio superará por primera vez los 90 euros en enero, siendo así unos 10 euros más caros que el del pasado mes de diciembre, según datos de un análisis de Facua-Consumidores en Acción de las tarifas desde 1997.

Según la asociación, en los 26 primeros días del mes de enero el recibo de la luz para este consumidor medio (con un consumo de 366 kWh y una potencia de 4,4 kW) asciende a 88,48 euros.

Estas cifras suponen en torno a un 85% más que hace 10 años, cuando la factura de enero de 2007 se situó en 48,59 euros, prácticamente el mismo importe que en el mismo mes de 1997 (48,98 euros).

loading...

Así, Facua señala que el recibo de este mes de enero estará por encima de los anteriores máximos históricos, que se produjeron en julio de 2015, mes en que la facturación del usuario medio alcanzó los 81,18 euros, y entre enero y marzo de 2012, cuando se situó en los 74 euros, aunque posteriormente se procedió a una refacturación como consecuencia de una sentencia del Tribunal Supremo que elevó el importe a 88,66 euros.

La asociación de consumidores ha reclamado a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) que abra una investigación formal sobre “las desproporcionadas” subidas de la luz que se están produciendo durante este mes de enero.

Así, ha remitido al regulador un escrito en el que le solicita que investigue para intentar aclarar si las eléctricas están operando dentro de los márgenes que les permite la legislación o, por el contrario, se están manipulando al alza los precios artificialmente mediante prácticas como la disminución de la producción de determinadas centrales.

Además, Facua exige la intervención del sector para que sea el Ejecutivo el que fije periódicamente una tarifa asequible, dado que el sistema de fijación de precios existente en el mercado de la generación española “fomenta la especulación y los abusos”, señaló.

Asimismo, la asociación demanda la bajada del IVA que se aplica a la electricidad, del 21%, “impropio de un servicio esencial”, reduciéndolo al tipo mínimo permitido por la normativa europea.

Relacionados

Deja un comentario