“No a la mala educación”, protestan estudiantes chilenos

No a la mala educación protestan estudiantes chilenosCon banderas, carteles y lienzos y al ritmo de tambores, miles de estudiantes protagonizaron este miércoles en la capital chilena una nueva protesta denominada No a la mala educación, en la que exigieron al gobierno acelerar el envío al Congreso de una ley que establece la educación gratuita universitaria.

Convocados por la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech), los jóvenes marcharon por la avenida Alameda, del centro de Santiago. La movilización fue resguardada por la policía, que utilizó gas lacrimógeno y carros lanza agua para disolver disturbios aislados.

Los escolares protestaron cerca de dos horas hasta concluir a pocas cuadras del palacio gubernamental de La Moneda, donde asistentes encapuchados se enfrentaron a la policía.

De acuerdo a los organizadores, la marcha reunió a unos 150 mil manifestantes.

La fisura en una enorme matriz de agua en una avenida que conecta con el centro de la capital chilena llevó a los estudiantes a reducir el recorrido de la manifestación. La policía cerró varias calles debido a la emergencia y la protesta, provocando un caos vehicular en el centro de Santiago.

Los estudiantes reclaman con urgencia que el gobierno envíe al Congreso un ansiado proyecto de ley para la educación superior, el cual establecerá la gratuidad universal en las universidades, uno de los pilares fundamentales de la reforma educativa que lleva adelante la presidenta Michelle Bachelet desde que asumió su segundo mandato hace dos años.

El proyecto “está listo para presentárselo a la presidenta, para que ella vea si hay algún aspecto que quisiera agregarle o no agregarle y para que pueda enviarlo al parlamento”, dijo Adriana Delpiano, ministra de educación, a la radio Cooperativa.

El gobierno chileno se comprometió a presentar el proyecto a la directiva de la Confech para luego enviarlo al Congreso.

Este año, unos 145 mil universitarios comenzaron a estudiar gratis, al tiempo que comenzó a regir una ley que prohíbe de forma gradual la obtención de ganancias y la selección de estudiantes en las escuelas que reciben aportes del Estado.

La reforma educativa de Bachelet busca remplazar el actual sistema educativo chileno heredado de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990)considerado uno de los más segregados del mundo.

loading...

Relacionados

Deja un comentario