Según la OMS las salchichas, el tocino y el jamón son “tan cancerígenos” como el tabaco, es decir, puedes seguir consumiéndolos

Según la OMS las salchichas, el tocino y el jamón son “tan cancerígenos” como el tabaco, es decir, puedes seguir consumiéndolos

Según la OMS las salchichas, el tocino y el jamón son tan cancerígenos como el tabacoCada tanto, la OMS (Organización Mundial para la Salud) y otras instituciones que supuestamente se encargan de velar por nuestra salud publican informes alertando a la población sobre alguna sustancia o comida que nos enferma. Sus informes son esparcidos en escuetas notas publicadas en los medios que normalmente se limitan a la reproducción de noticias precocinadas, sin criterio, y el efecto dominó de la desinformación sigue su curso con las miles de personas que se limitan a leer los titulares y empiezan a esparcir “la noticia” que leyeron al comentarla con amigos y familiares.

Hoy se trata de una publicación, como muchas otras, en la que se alerta a la población de algo sobre la base de asunciones preestablecidas, siendo que esas mismas asunciones terminan contradiciendo sus declaraciones.

Las carnes procesadas como tocino, jamón o salchichas pueden producir cáncer, según un reporte de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Un grupo de 22 científicos de la OMS para la Investigación del Cáncer en Lyon, Francia evaluaron más de 800 estudios de varios continentes sobre la carne y el cáncer.

Sobre la base de esta evaluación, clasifican el procesamiento de la carne como “cancerígeno para los seres humanos” y la carne roja como “probablemente cancerígeno.”

De acuerdo a un informe de la OMS el consumo de 50 gramos al día de jamón, tocino, salchichas, carnes curadas o procesadas aumentan en un 18 por ciento el riesgo de padecer cáncer de colon.

De esta forma la OMS cataloga este tipo de carnes en la misma categoría que los asbestos y el tabaco.

Así como el tabaco orgánico o sin aditivos es algo muy diferente a los cigarrillos fabricados por las grandes industrias tabacaleras, existen diferentes formas de procesar la carne con o sin aditivos tóxicos. El problema aquí es que la OMS está metiendo todo en la misma bolsa dando a entender que TODA la carne procesada es tóxica y que incluso la carne misma (sin procesar) es “probablemente cancerígena”, siendo que esto se aleja mucho de la verdad.

Además, cabe preguntar a la OMS si no se le ocurrió que es más importante alertar a la población acerca de los efectos devastadores del azúcar y una dieta alta en carbohidratos, los problemas relacionados con el consumo de gluten y lácteos y el peligro que representan los aceites vegetales e hidrogenados y los alimentos transgénicos; entre otros temas que sí merecen mucha atención y, sin embargo, son más bien ignorados por ésta y otras instituciones.

El artículo continúa:

Expertos investigadores de la OMS han catalogado las carnes procesadas o curadas entre las cinco substancias más carcinógenas para los humanos

“La evidencia científica sugiere que comer menos de medio kilo de carne roja en una semana no aumenta significativamente el riesgo de cáncer intestinal”, señalan.

La carne roja es también una buena fuente de nutrientes valiosos, tales como proteínas, hierro, zinc y vitamina B12, por lo que puede contribuir a una dieta sana y equilibrada. “La carne procesada, por el contrario, tiene nutrientes de menor valor y puede ser alta en grasa y sal“, insisten.

¿Dónde está la “evidencia científica”? ¿Se tratará quizás del mismo tipo de evidencia que Ancel Keys utilizó para argumentar que las grasas saturadas causan enfermedades cardiovasculares? En ese caso, el “científico” eliminó datos que harían que su “investigación” tuviera resultados completamente diferentes, logrando que se creara un dogma médico basado en muy mala ciencia y que todavía perdura en la sociedad, por más que muchas instituciones oficiales hayan cambiado de parecer. Es un caso en el que vemos el efecto nocivo que puede causar la investigación mal elaborada que difunde desinformación: Un medio siglo de mentiras que han causado un profundo impacto en la salud de millones de personas y que todavía quedarán impregnadas en las instituciones médicas, a fuerza de la falta de criterio que existe en las mismas.

¿Cuáles son esas 5 sustancias más carcinógenas para los humanos?

Aparte de lo mencionado anteriormente, quizás se refieren al azúcar, que alimenta las células cancerígenas, ya que las mismas no pueden vivir sin glucosa, y que causa todo tipo de problemas en el funcionamiento del organismo, haciéndonos mucho más propensos a desarrollar células cancerígenas… y todo esto sin ofrecer ningún valor nutricional. Tal vez, también se refieren al mercurio, el flúor, los agroquímicos y otros metales, y sustancias sumamente tóxicas a las que estamos expuestos constantemente, desde el agua que bebemos, las comidas contaminadas, etc. ¿Y qué hay de los aditivos alimentarios? Quizás se les olvidó pensar que el problema de ciertas carnes procesadas se da debido a estos aditivos, y no debido a la carne misma o al procesamiento en sí.

Imagen

El azúcar, en comparación a la carne procesada, sí que es una amenaza peligrosa para la salud.

¿Y qué hay con el gluten? ¿Se les pasa acaso que la mayoría de los alimentos que contienen gluten son los causantes no solo de cáncer, si no, de condiciones autoinmunes que afectan día a día la salud, y que son pocas las personas en el mundo que tienen conocimiento alguno sobre esta proteína?

Cuando hablamos de aditivos alimenticios, hablamos de miles de sustancias sintéticas que se utilizan normalmente para conservar o “mejorar” el sabor de los alimentos procesados. Entre ellas hay sustancias conocidas por sus efectos carcinógenos y lo peor es que nunca se hacen los estudios apropiados para determinar el efecto de las mismas, ya sea solas o combinadas (como suelen estar). ¿Han analizado esas variables en su investigación?

Citar la cantidad astronómica de sustancias tóxicas utilizadas y aprobadas por los organismos internacionales de salud y control de la alimentación (y sus efectos) llevaría muchos artículos (puede leer uno excelente aquí), pero lo importante aquí es resaltar que la carne procesada ciertamente no debe estar entre los 5 más carcinógenos. Por lo tanto, la OMS está haciendo una gran omisión con tal declaración.

El artículo continúa citando la grasa y la sal como algo negativo en las carnes procesadas. ¿Así que éstas son las sustancias sumamente “tóxicas” a las que se refieren? Pues bien, sería bueno que los investigadores leyeran algunos de estos artículos para enterarse mejor antes de decir tales cosas:

Imagen

Sátira en respuesta a las ideas absurdas del vegetarianismo.

Y hacia el final otra declaración anuncia que:

Grupos de la industria de la carne protestan la clasificación

El Instituto Americano de la Carne del Norte sostuvo en un comunicado que “el cáncer es una enfermedad compleja que no es causada por alimentos individuales” y destacó la importancia del estilo de vida y los factores ambientales.

Justo lo que faltaba. Ahora quienes critiquen las declaraciones de la OMS con respecto a la carne, serán catalogados como parte de la industria y los vegetarianos alrededor del mundo continuarán diciendo que quienes defienden el consumo de carne son pagados por la misma.

12193666_640200362749630_5900699199661003917_n

Según la OMS las salchichas, el tocino y el jamón son “tan cancerígenos” como el tabaco, es decir, puedes seguir consumiéndolos

loading...

Relacionados

Deja un comentario