El “efecto YouTube”: el fenómeno que preocupa a la policía en EE.UU.

El “efecto YouTube”: el fenómeno que preocupa a la policía en EE.UU.

El efecto YouTube el fenómeno que preocupa a la policía en EE.UU.Eric Garner, Tamir Rice, Walter Scott, Freddy Gray… la lista de nombres de protagonistas de encuentros fatales con la policía en Estados Unidos que han sido grabados y compartidos en las redes sociales en los últimos meses no ha dejado de crecer.
Ello ha dado lugar una ola de indignación popular por lo que algunos perciben como un uso desmedido de la fuerza por parte de los cuerpos policiales, particularmente con las personas de raza negra.

Incluso la Unión de Libertades Civiles de EE.UU. (ACLU, por sus siglas en inglés), ha desarrollado una aplicación para que quien lo desee mande de forma instantánea un video para realizar una denuncia.

La ACLU y otras organizaciones de defensa de los derechos civiles consideran que el uso generalizado de las cámaras está haciendo que los agentes que se extralimitan en sus funciones deban responder por actos que antes quedaban impunes.

La sensación que tienen los responsables de los cuerpos policiales de las principales ciudades del país es la opuesta.

Impacto en la policía

Efectivamente, las autoridades creen que lo que han bautizado como “el efecto YouTube” está haciendo que los policías no realicen su trabajo de forma tan proactiva como antes, por miedo acabar siendo protagonistas de un video que se vuelva viral en internet.

Incluso no dudan en atribuir a este fenómeno el aumento de los delitos violentos que se ha registrado en EE.UU. en lo que llevamos de 2015.

A principios de octubre el diario The Washington Post informaba de un encuentro en el que los jefes de policía y alcaldes de ciudades como Chicago, Nueva York, San Luis o Baltimore, hicieron público su malestar.

“Hemos permitido que nuestro departamento de policía adopte una posición fetal y eso está teniendo consecuencias directas”

Dijo en esa reunión el alcalde de Chicago, Rahm Emanuel.

“Han dejado de ejercer su habilidad de prohibir… no quieren convertirse en noticia. No quieren que su carrera acabe prematuramente y eso está teniendo un impacto”, aseguró Emanuel.

Según el Washington Post, las autoridades creen que en los últimos meses los departamentos de policía de las grandes ciudades del país se sienten “bajo asedio” a raíz de los tiroteos en los que se han visto involucrados algunos agentes y que han provocado revueltas en ciudades como Ferguson o Baltimore.

Desafío

“El hecho de que los ciudadanos graben a la policía no es algo nuevo. Lo que es nuevo es la dimensión de este fenómeno, ya que la gente es cada vez más consciente de que tiene derecho a hacerlo”, explica Jim Bueermann, presidente de la Police Foundation, una organización sin ánimo de lucro con base en Washington, dedicada al desarrollo de estrategias para la mejora de las actuaciones de la policía.

Imagen

El “efecto YouTube” estaría haciendo que los policías no estén haciendo su trabajo de forma tan proactiva como antes.

“El uso generalizado de las redes sociales ha hecho que se puedan colgar en internet las interacciones con la policía de forma instantánea, incluso antes de que los agentes tengan tiempo de contarles a sus superiores que ha tenido esos encuentros”

loading...

Señala Bueermann en conversación con BBC Mundo.

“Creo que el trabajo de policía se ha vuelto más desafiante, aunque si no hacen nada equivocado, no tienen nada de que preocuparse mientras los ciudadanos no interfieran en su labor”.

Bueermann cree que es fundamental que los agentes lleven cámaras corporales “para que los incidentes queden grabados desde el principio”.

“Uno de los problemas es que a veces los ciudadanos no graban todo lo que sucede y eso hace que se pierda contexto”.

El presidente de la Police Foundation sostiene que “existe la sensación en algunos cuerpos policiales de que se está haciendo el trabajo de forma menos proactiva por miedo a que un encuentro con un ciudadano acabe en las redes sociales”.

Pese a ello, Bueermann hace hincapié en que no existe ninguna investigación que demuestre que el aumento de la delincuencia registrado en EE.UU. en los últimos meses tenga que ver con ese fenómeno.

“Creo que en general los ciudadanos todavía confían en sus policías locales. No se pueden hacer generalizaciones sobre la policía, ya que muchos incidentes son resultado de decisiones individuales de los agentes”.

Bueermann señala que “a muchos policías les incomoda que les graben porque su trabajo es peligroso”.

Imagen

En internet cada vez hay más páginas dedicadas a denunciar los supuestos abusos de los policías.

“A veces están lidiando con un sospechoso y al mismo tiempo otras personas alrededor están grabando, y eso obviamente les hace ponerse nerviosos porque no se pueden concentrar en lo que están haciendo y temen por su propia seguridad”.

Riesgos

Dennis Slocumb, director ejecutivo de la Unión Internacional de Asociaciones de Policía (IUPA, por sus siglas en inglés), sí que cree que “el efecto YouTube” está dificultando el trabajo de los agentes.

“Todos tenemos vidas privadas y familias, y el hecho que se nos exponga públicamente en las redes sociales nos pone en riego”

Explica Slocumb en conversación con BBC Mundo.

El responsable de la IUPA sostiene que algunos policías temen que sus superiores y los políticos cedan a la presión pública antes de conocer todos los detalles de un incidente, basando sus decisiones en unos pocos minutos de una grabación.

“Ahora todo el mundo tiene una cámara y tienen derecho ello. Lo que nos da miedo es que se hagan juicios sobre un incidente antes de que se conozcan todos los detalles del mismo, ya que ello puede tener consecuencias negativas para los agentes”

Asegura Slocumb.

Imagen

El caso de la muerte de Eric Garner desató importantes protestas en Nueva York hace unos meses.

“La realidad es que el uso de la fuerza por parte de los policías no queda bien frente a una cámara, pero muchas veces es necesario”.

“Cada año se llevan a cabo cientos de miles de arrestos en este país sin que haya incidentes. Sólo una pequeña parte desembocan en algo más serio y si quedan grabados, dañan la reputación de la policía”, apunta Slocumb.

“No quiero decir que no haya agentes que se extralimiten en sus funciones, pero creo que algunas grabaciones dan una imagen equivocada de la policía”.

Comentario: ¡Claro! ¿A qué policía le gusta ser grabado asesinando injustamente a un ciudadano? Al menos esta es una de las pocas cosas positivas que tienen las redes sociales que ya quieren regular para evitar que la gente haga uso de este recurso, para su propia protección.

El “efecto YouTube”: el fenómeno que preocupa a la policía en EE.UU.

Relacionados

Deja un comentario