Google puede acabar con los medios alternativos e instaurar una nueva inquisición en Internet

Google puede acabar con los medios alternativos e instaurar una nueva inquisición en Internet

Google puede acabar con los medios alternativos e instaurar una nueva inquisición en Internet

El motor de búsqueda de Google, el principal motor de tráfico hacia la mayoría de portales de medios de comunicación, podría cambiar la forma en que clasifica los sitios web, algo que podría acabar con los medios alternativos y promover una censura encubierta de la red.

Actualmente, los rankings de Google están determinadas por el número de enlaces entrantes a una página web, lo que significa que si una historia se convierte en popular, será conducida a la parte superior de los resultados de búsqueda, y será potencialmente vista por millones de personas.

Sin embargo, quizás esto sea demasiado democrático para el gusto de algunas personas o entidades, que preferirían dictaminar quién puede y quién no puede acceder a las posiciones superiores en las búsquedas de Google.

loading...

La solución propuesta, según un equipo de investigación financiado por Google es calcular una “puntuación basada en la confiabilidad conocida” para cada página web, una confiabilidad que estará basada en una base de datos automatizada del propio Google que determinará “si los hechos que se exponen en una determinada web muestran una aceptación unánime”.

De esta manera, “Una web que contenga pocos hechos considerados falsos, sería considerada como digna de confianza” y alcanzaría los primeros puestos en Google.

Dicho en otras palabras: todas las páginas web que proporcionen información que contradiga las verdades oficiales del establishment, serán consideradas “de poca confianza” y serán boicoteadas por el motor de búsqueda, alejándolas de los primeros puestos del ranking.

Una censura encubierta hacia todos aquellos medios que resulten incómodos para el poder.

Además, los encargados de verificar o refutar las páginas web serán otras webs, como Snopes, PolitiFact y FactCheck.org, sitios web que se benefician directamente de desacreditar cualquier cosa y que ya han sido acusados múltiples veces de partidismo.

Para traducirlo en otras palabras: estamos al borde de una inquisición ideológica en Internet, gentileza de nuestros queridos amigos de Google.

Google puede acabar con los medios alternativos e instaurar una nueva inquisición en Internet

Relacionados

Deja un comentario