Radiografía de Coca-Cola Life (600 ml., 2½ vasos aprox.)

Radiografía de Coca-Cola Life_opt

Radiografía de Coca-Cola Life 600 ml

  • Si bien su publicidad está centrada en que es una bebida “baja en calorías”, de acuerdo con los criterios internacionales realmente no lo es.
  • Contiene 27 gramos de azúcar, equivalente a 5½ cucharadas cafeteras.
  • Sumado a las altas cantidades de azúcar, contiene un edulcorante no calrórico (stevia).

Debido a que en nuestro país se ha aprobado una nueva regulación de etiquetado de alimentos y bebidas por la Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios (Cofepris), estaremos presentando en nuestras radiografías una serie de productos procesados que cumplen con ciertos criterios para portar un “distintivo nutrimental” y que podrán publicitarse en horarios infantiles, a pesar de ser altos en azúcar y calorías —lo que representa un riesgo a la salud ante su alto consumo—, y contradictoriamente el gobierno mexicano los avalará como “mejores” productos (elpoderdelconsumidor.org/Daña Cofepris derechos de consumidores con nuevo etiquetado de alimentos).

El Poder del Consumidor ha denunciado públicamente los criterios que ha aprobado Cofepris, los cuales expertos consideran ser de riesgo para la salud de los consumidores(elpoderdelconsumidor.org/Advierten expertos riesgo de nuevo etiquetado en carta abierta a Peña Nieto).

En este contexto, la nutrióloga Xaviera Cabada estará valorando diversos productos que paradójicamente podrán ser portadores de un “distintivo nutrimental” y publicitarse en horarios infantiles, a pesar de que, incluso, en varios casos ya se gravan con un impuesto por ser considerados no nutritivos (elpoderdelconsumidor.org/Impera caos y contradicción en los criterios del gobierno para combatir la obesidad).

Coca-Cola Life (600 mililitros, 2½ vasos aproximadamente):

Azúcar:

La botella de 600 mililitros de Coca-Cola Life contiene 27 gramos de azúcar, queequivale a 5½ cucharadas cafeteras de azúcar, que cubre de 77 al 108% de lo máximo tolerado de azúcar para un adulto para todo el día, de acuerdo con la Asociación Americana del Corazón (AHA, por sus siglas en inglés), pues este organismo indica que la cantidad de azúcar máximo tolerada para un adulto es de cinco (mujeres) a siete (hombres) cucharadas cafeteras para todo un día (circ.ahajournals.org/content/Dietary Sugars Intake and Cardiovascular Health: A Scientific Statement From the_.pdf+html).

Si un niño la consume equivaldría del 135 a 180%, ya que la ingesta máxima tolerada de azúcar añadida para niño o niña es no mayor de tres a cuatro cucharadas cafeteras, de acuerdo con la AHA.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que la máxima cantidad de ingesta de azúcar añadida no debe exceder el 10% del requerimiento energético total sin superar un equivalente a 200 calorías o 10 cucharadas cafeteras (www.who.int/Global Strategy on Diet, Physical Activity and Health.pdf). Bajo este criterio, una sola botella de 600 mililitros de Coca-Cola Life cubre más del 50% del total de azúcar máxima tolerada para todo el día.

Si bien la publicidad está centrada en que es una bebida “baja en calorías” —las cuales son provenientes del azúcar—, de acuerdo con los criterios internacionales reconocidos realmente no lo es.

En este caso, aunque esté endulzado con un edulcorante no calórico, además contiene azúcar y las cantidades son altas. Son reducidas en comparación a las 12 cucharadas cafeteras que contiene la Coca-Cola regular, mas no quiere decir que las cantidades sean bajas.

Dado a que se han visto cada vez mayores impactos negativos en la salud ante el alto consumo de azúcares añadidos, la OMS ha establecido un criterio ideal de consumo, al reducir la ingesta de azúcares añadidos a no más del 5% de las calorías totales de la dieta (www.who.int/nutrition/Draft Guideline: Sugars intake for adults and children). En este sentido, una sola Coca-Cola life de 600 mililitros cubre el 100% del criterio ideal establecido por la OMS.

Sodio:

90 miligramos.

Todas las bebidas azucaradas contienen sodio. De hecho, la gran mayoría de los productos empaquetados contienen sodio.

Se ha visto que la industria de alimentos y bebidas utilizan el sodio como ingrediente para dar mayor palatabilidad a los productos.

En ocasiones también se utiliza para diluir el sabor intensamente dulce de los endulzantes que contienen (books.google.com.mx/Kessler D. The End of Overeating).

Sin embargo, en la actualidad uno de los principales problemas de salud que observamos en la población es la hipertensión. Y el alto consumo de sodio se ha asociado con padecimientos como la presión alta (hyper.ahajournals.org/content/Dietary Approaches to Prevent and Treat Hypertension_.full).

La Coca-Cola Life indica que es “bajo en sodio”. De acuerdo con la norma oficial NOM-O86-SSA1994 cumple con los criterios para poder hacer dicha indicación.

Pero cuando se van sumando las cantidades de sodio que se encuentran en todos los productos y alimentos que se consumen, al final del día terminan siendo cantidades no tan “bajas”. En México, de acuerdo con el Instituto Nacional de Salud Pública, se ingiere casi el doble de sodio de lo que recomienda la OMS, lo cual pone en riesgo a la población (www.insp.mx/noticias/nutricion-y-salud/En México, consumo de sal muy superior al recomendado.html).

Colorantes:

Aunque no se desglosa el “concentrado Coca-Cola”, seguramente contiene caramelo IV, como los demás productos de Coca-Cola, que ayuda a obtener su característico color oscuro.

El caramelo IV se elabora con amonios y sulfuros que al calentarlos producen unos supbroductos llamados 2-metilimidazol y 4-metilimidazol (2-MI y 4-MI), los cuales se ha demostrado causan cáncer. La OEHHA (Oficina de Asesoría para los Riesgos de Salud Ambiental que pertenece a la Agencia de Protección Ambiental de California) ha tipificado este colorante como cancerígeno y ha propuesto que la cantidad máxima que se puede ingerir de estos subproductos no debe superar los 30ug. Una lata de Coca-Cola contiene poco más de 140ug, que es más del 800% (https://www.cspinet.org/new/FDA Urged to Prohibit Carcinogenic “Caramel Coloring”.html).

Ingredientes:

Agua carbonatada, azúcar, concentrado de Coca-Cola (no establece de qué está compuesto), stevia y benzoato de sodio.

El segundo ingrediente es azúcar, lo cual nos indica que es el ingrediente más abundante en el presente producto.

El cuarto ingrediente es stevia, que es un edulcorante no calórico. Y cabe recordar que como se ha establecido a nivel mundial los edulcorantes no calóricos no se recomiendan para niños (www.cienciasdelasalud.edu.ar/powerpoints/Consumo de bebidas para una vida saludable: recomendaciones para la población mexicana.pdf).

Además, se ha establecido que los edulcorantes no calóricos mantienen el gusto por los sabores intensamente dulces, lo cual no permite que haya un cambio de hábitos de alimentación (psycnet.apa.org/A role for sweet taste: Calorie predictive relations in energy regulation by rats).

Etiquetado:

El etiquetado cambia del color rojo a color verde, y la línea de su publicidad se basa en que es una bebida con “menos calorías” y de procedencia “natural”, induciendo a creer que es baja en azúcares, ya que la fuente de energía proviene solamente del azúcar presente.

coca cola life1

Se observa que por sí solo el eslogan de la campaña “destapa tu naturaleza” no está incurriendo en la norma oficial o en un engaño evidente. Sin embargo, se induce a creer que las proporciones de azúcares son menores, ya que contiene stevia como edulcorante o endulzante no calórico.

El color de la planta stevia (Stevia rebaudiana Bertoni) es verde, por lo que Coca-Cola basó toda la campaña haciendo alusión a que el producto es más natural, ya que contiene stevia y azúcar de caña.

En la parte lateral se encuentra una pequeña leyenda en donde se establece la denominación del producto. Ahí se indica que es un “refresco bajo en calorías”acompañado de un pequeño asterisco.

Al revisar el asterisco se observa otra leyenda en donde se aclara que es “bajo en calorías” de acuerdo con una porción de 200 mililitros, utilizando como referencia la NOM-086, siendo la porción en la información nutrimental de 600 mililitros.

La norma oficial establece como criterio para productos que se denominen “bajo en calorías” un total de menos de 40 calorías por porción. Si se utilizara la porción que se establece en la información nutrimental, que es de 600 mililitros, no se podría cumplir con el criterio de la norma oficial y por ello se indica una porción menor para cumplir con ese criterio en concreto (www.salud.gob.mx/unidades/cdi/nom/Norma Oficial Mexicana NOM-086-SSA1-1994.html).

Para indicar que el producto es “bajo en sodio”, ahí sí se utiliza nuevamente la porción de 600 mililitros, ya que la norma oficial permite hasta 140 miligramos/porción para poder hacer dicha declaración.

Es importante estar alertas a este tipo de estrategias de la industria de bebidas, especialmente de la empresa Coca-Cola, quien se distingue por mezclar mentiras con verdades para confundir a los consumidores, así como hacer creer que dicho producto no es nocivo, cuando realmente sí lo es. También se utilizan ciertos criterios de algunas normas para algunos puntos y otros criterios para otros puntos. Hábilmente se manipula la información de acuerdo con lo que exige cada norma oficial, como en el ejemplo expuesto.

Muchos consumidores podrían creer que al estar endulzado con un edulcorante natural no calórico, la proporción de azúcar es realmente baja o hasta nula, cuando realmente es elevada, ya que cubre gran proporción o el total del máximo tolerable de azúcar añadida de lo que un adulto o niño o niña podrían consumir para todo un día.

Frecuentemente la gente se guía por los etiquetados frontales. Y este etiquetado por ningún lado advierte de manera sencilla que es un producto alto en azúcar y mucho menos que ello implica un riesgo para la salud.

Los etiquetados deben orientar a los consumidores y no inducir al engaño. Es importante que al consumidor se le proporcione información veraz. De acuerdo con la Norma Oficial Mexicana de etiquetado y el Reglamento de la Ley de Salud en Materia de Publicidad no se debe engañar al consumidor, sino que se debe proteger al consumidor del engaño publicitario (www.salud.gob.mx/unidades/cdi/nom/compi/Reglamento de la Ley General de Salud en Materia de Publicidad.html).

Sumando a los engaños expuestos, para la presentación del rubro de azúcares en la sección del porcentaje de la información nutrimental también se acompaña de un par de asteriscos.

Al ver los asteriscos correspondientes al porcentaje de azúcares hay una leyenda pequeñita que dice “de acuerdo a los nutrimentos diarios recomendados”.

El azúcar añadida no es un nutrimento diario recomendado y al indicarlo de esta formaen el etiquetado induce al consumidor a creer que el azúcar añadida es un nutriente “recomendado”, cuando realmente no lo es, ya que los organismos nacionales e internacionales recomiendan reducirlo lo más posible o incluso eliminarlo de la dieta, especialmente si ya hay presente algún padecimiento asociado a su alto consumo.

Publicidad:

El eslogan de la campaña es “destapa tu naturaleza”, los colores utilizados son verdes, para los comerciales se utilizan imágenes de naturaleza, pasto, flores…

Los comerciales van inclinados hacia situaciones de la cotidianidad, emotivas e íntimas, como la amistad, relación de pareja, “el primer beso”…

En uno de los comerciales se utiliza inclusive a una familia y un bebé.

Al ver los anuncios se genera una sensación de bienestar y asociación positiva con el producto, ya que todo lo que se presenta es amor, cariño, situaciones “naturales” de la vida…

Sin embargo, la realidad es que el consumir este tipo de productos de forma cotidiana, durante esos momentos del día a día, representa un riesgo para la salud. Se ha comprobado ampliamente la asociación entre el consumo de refrescos y bebidas azucaradas con padecimientos como sobrepeso, obesidad y diabetes, entre otras (circ.ahajournals.org/content/Sugar-Sweetened Beverages, Obesity, Type 2 Diabetes Mellitus, and Cardiovascular_.full.pdf+html).

Entre las principales complicaciones de estos padecimientos son la hipertensión, insuficiencia renal, ceguera, pie diabético, amputaciones.

5½ cucharadas cafeteras de azúcar es el equivalente a más del 100% de lo máximo tolerado, de acuerdo con organismos internacionales (www.who.int/nutrition/Draft Guideline: Sugars intake for adults and children/).

Sumado a las altas cantidades de azúcar, el refresco Coca-Cola Life contiene un edulcorante no calrórico (stevia). Si bien el stevia viene de un origen natural (www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/Stevioside), su consumo como edulcorante no calórico genera el gusto por sabores intensamente dulces (www.weahunter.com.au/doc/Early Flavor Learning and Its Impact on Later Feeding Behavior.pdf).

Este producto contiene altas cantidades de azúcar añadida, más lo dulce del edulcorante no calórico. Con ello, se sigue induciendo a los consumidores al gusto por los sabores intensamente dulces y generando adicción al azúcar (www.weahunter.com.au/doc/Early Flavor Learning and Its Impact on Later Feeding Behavior.pdf yhttp://www.saber.ula.ve/bitstream/Evidence That Intermittent, Excessive Sugar Intake Causes Endogenous Opioid Dependence.pdf).

Es conocido que la planta de stevia (Stevia rebaudiana Bertoni) es dulce y se puede consumir en forma de infusión o aplicar una pizca de hoja seca para endulzar el café o té. Inclusive, existen beneficios en la salud al consumir la planta directamente (www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/Stevioside).

Sin embargo, cuando se incorpora en las bebidas industrializadas no se incorpora la planta sino extractos de sus endulzantes.

Los más abundantes son dos: steviosido (el más abundante) y rebaudiosido A (el más dulce y el más utilizado).

Para el caso del steviosido, no se ha visto efectos cancerígenos en modelos animales, pero habría que valorar el impacto del rebaudiosido A, ya que éste en el tracto gastrointestinal se convierte en steviol para el cual sí se ha detectado causar toxicidad, lo cual requiere de mayores estudios para que se le considere como seguro (https://cspinet.org/new/pdf/stevia report final.pdf).

Habría que valorar cuáles de los dos componentes se utiliza en la bebida Coca-Cola Life, ya que no se menciona en la lista de ingredientes.

Otro aspecto que habría que valorar es el método de extracción.

Se ha visto que el mejor método de extracción de la planta es a través del metanol (jtrss.org/JTRSS/volume1/Optimization of Rebaudioside a Extraction From Stevia Rebaudiana (Bertoni) and_.pdf) y el metanol sí podría implicar riesgos a la salud como irritación, dolor de cabeza náusea, dolor abdominal, confusión, mareo (www.gov.uk/government/uploads/system/uploads/attachment_data/file/methanol general information_v2.pdf).

Lo más preocupante de este producto son las altas cantidades de azúcar aunado al edulcorante no calórico, induciendo a los sabores intensamente dulces, a la adicción al azúcar y que con la publicidad se generan asociaciones afectivas positivas al producto.

Su publicidad integra a:

1) Una familia gozando de momentos trascendentales a través de los años, mostrando elconsumo del producto en momentos cotidianos, familiares, muestra a un bebé crecer con la Coca-Cola, en momentos muy íntimos y bellos.

2) Tu primer beso, esos momentos placenteros, inocentes, de aventura, como niño, niña, adolescente, beso de amistad, fraternal, paternal. Luego hace la invitación a que le des tu “primer beso” al refresco.

Coca-ColaLifeAnuncios

Es de carácter imperativo que las autoridades regulen este tipo de publicidad que evidentemente es engañosa.

En la actualidad, de las principales causas asociadas al sobrepeso, obesidad y diabetes está el alto consumo refrescos y bebidas azucaradas. México es el país con mayor litros per cápita de consumo de refresco, con un promedio de 163 litros al año, y México es el país con mayor consumo de Coca-Cola en el mundo (www.mexicanbusinessweb.mx/sector de servicios en mexico/comercial/Mexicanos, líderes en consumo de Coca-Cola en el mundo/).

Aunado a los evidentes engaños de Coca-Cola, el producto cumple con las suficientes criterios —dentro de la clasificación de “refresco bajo en calorías”— para poder ser publicitado en horarios infantiles —aunque no es recomendable para el consumo de niños y niñas—, así como con las características para poder portar un sello nutrimental avalándole como “mejor producto” —aunque diste de serlo.

Es el Estado quien debe garantizar los derechos de los consumidores, velar por el interés público y no favorecer a los intereses privados que afectan a los consumidores, como está sucediendo en la actualidad con el nuevo etiquetado que se promovió recientemente a través de Cofepris.

 

Valoración general:

No recomendado para consumo habitual, ni para adultos ni para niños.

La cantidad de azúcar es alta, lo cual se asocia a tener mayor riesgo a padecer diabetes mellitus a mediano y largo plazo (jama.jamanetwork.com/Sugar-Sweetened Beverages, Weight Gain, and Incidence of Type 2 Diabetes_).

Además del azúcar, para el caso de los niños, contiene endulzante no calórico no recomendado para ellos.

Consumir bebidas azucaradas con tanta azúcar es de alto riesgo, se han comprobado asociaciones directas entre el alto consumo de bebidas azucaradas y padecimientos como obesidad, diabetes, síndrome metabólico (www.youtube.com/The Fructose Epidemic – An Article by Dr Robert H. Lustig).

No vale la pena exponer al organismo a recibir algún daño a través de la ingesta de dichas bebidas, siendo que existen alternativas totalmente viables y mucho más baratas.

Alternativa:

Café frío (de preferencia orgánico y proveniente de pequeños productores. Recordemos que México es uno de sus principales productores en el mundo y goza con excelencia en café).

Si se desea añadir azúcar se puede utilizar azúcar de caña moscabada.

Cabe considerar, claro, que para preparar una porción de 600 mililitros de forma natural difícilmente se incorporarían 5½ cucharadas cafeteras de azúcar.

Si lo que se desea es hidratarse, la mejor opción es agua simple.

Radiografía de Coca-Cola Life 600 ml

loading...

Relacionados

Deja un comentario