La prensa anglosajona y nórdica, Unicef y las ONgs claman por la catástrofe en España pero los políticos la niegan y siguen celebrando su Navidad

La prensa anglosajona y nórdica_opt

La prensa anglosajona y nórdica, Unicef y las ONgs claman por la catástrofe en España pero los políticos la niegan y siguen celebrando su Navidad

Lo denunció el periodista noruego Hege Moe Eriksen en la cadena pública NRK, y en España el Banco de Alimentos y la entidad humanitaria CaixaProinfancia en 2011, lo repitió el periodista español Martín Mucha en 2012 y ahora a final de 2013 han sido UnicefCáritas, el médico alicantino Carlos (3,4 millones de visitas en Youtube) y el diario “The Telegraph”: todos claman por la emergencia social y la catástrofe humanitaria que está ocurriendo en España. Sin embargo, los políticos lo niegan, dicen que todo está bajo control y que la economía está creciendo, pero los comedores sociales están colapsados, los niños desnutridos, sus familias tristes y deprimidasmientras solo los cargos públicos o políticos y los altos directivos de las cajas y bancos se atreven a celebrar ostentosamente la Navidad desde su conocida opulencia.

Las denuncias de la prensa internacional por la crueldad del régimen español se suceden

Las denuncias de la prensa internacional por la crueldad del régimen español se suceden

“Cerca de 30.000 familias con niños pasan hambre en España, la mitad de los pobres ya no pueden comprar medicamentos, ni seguir ningún tratamiento médico. Cuatro de cada diez personas viven por debajo de los 8.000 euros al año, y60.000 menores de edad han pasado o pasan hambre con frecuencia, lo que significa que no comen casi nada durante el día y no cenan nunca por la noche”. Fue una denuncia de los expertos en 2011 tras atender a 29.000 familias: ningún político los escuchó. En 2012 el periodista Martín Muchadenunció que en Noruega la sociedad civil se estaba movilizando para apadrinar niños españoles que pasaban hambre ante la indiferencia de los políticos. Hoy, a final de 2013, la catástrofe se ha multiplicado: ya son 2,2 millones de niños españoles en la pobreza,según la presidenta de Unicef en España, Consuelo Crespo, y el director ejecutivo de la organización, Javier Martos. Ningún cargo público tampoco los escucha ahora. Y, en efecto. los políticos no quieren saber nada de esta silenciosa y vergonzosa emergencia humanitaria provocada por el paro descomunal, que contrasta con el habitual derroche de las élites políticas y bancarias.

Los niños españoles pasan hambre también en Navidad

Los niños españoles pasan hambre también en Navidad

Pero las denuncias siguen y no paran. Un vídeo de los periodistas Olmo Calvo, Eva Filgueira y Gabriel Pecot para “The Telegraph” le está indigestando las cenas navideñas a los políticos españoles, si es que aún les quedan escrúpulos para soportarlo.Olmo Calvo es un fotoperiodista freelance español, miembro y cofundador de la cooperativa fotográfica SUB de Buenos Aires. Él vive en Madrid y nunca deja sus cámaras en casa. Eva Filgueira es una editora y periodista independiente y multimedia con sede en Madrid. A ella le encanta contar historias y ha realizado proyectos multimedia para la agencia Magnum (NYC). Gabriel Pecot es un productor fotoperiodista freelance y multimedia que vive en Madrid y desde que descubrió el audio y la imagen en movimiento, nada volvió a ser igual. Los tres le han atragantado las Navidades a los políticos españoles con su reportaje titulado “Tierra sin Trabajo” debido al inesperado éxito alcanzado en las redes sociales.

El periodista Martín Mucha denunció en 2012 que en Noruega aireaban lo que los políticos españoles ocultan sobre los niños

El periodista Martín Mucha denunció en 2012 que en Noruega aireaban lo que los políticos españoles ocultan sobre los niños

Pero con ser un vídeo dramático y despiadado, nada comparable con el testimonio de Carlos, un médico de Cartagena que llamó a Intereconomía y denunció de forma desgarradora lo que está ocurriendo en Alicante: los enfermos están dejando de tomar sus medicamentos para poder pagarse la comida: 3,4 millones de visitas en Youtube ha alcanzado su no menos espeluznante denuncia:

“Soy médico de familia y tengo que atender a una zona de la población obrera con gran componente de inmigración, donde se está sufriendo la crisis de una manera importante, donde la gente se está dando cuenta de que con sus pensiones están viviendo varios miembros de la familia acogidos porque han perdido todo lo que tienen. Porque esta situación tan insostenible genera tristeza, desánimo, la gente está empezando a abandonar los medicamentos que toman porque los diez euros que tienen en el bolsillo son para comer mañana y no para comprarse un medicamento sobre una patología que no duele, como es la hipertensión, como es la diabetes e incluso como es el colesterol”.

Los políticos españoles tienen el corazón de piedra: ni siquiera la miseria de los niños españoles les ablanda

Los políticos españoles tienen el corazón de piedra: ni siquiera la miseria de los niños les ablanda

Ancianos y jubilados en las calles de España: los políticos son insensibles

Ancianos y jubilados en las calles de España: los políticos son insensibles

“La situación es dramática. Le diría a los políticos que no basta con la voluntariedad y un micrófono, hay que tener un nivel de preparación. Lo mismo que yo para ser médico necesito cualificarme casi siempre de forma constante, ustedes únicamente tienen la voluntad. Y si con la voluntad fuera suficiente, les puedo poner un ejemplo: por qué no cogen los políticos un avión, colocan al comandante en la torre de control, y si es tan fácil llevar un avión, súbanse todos ustedes, lo mismo nos hacen un favor, a lo mejor. Verán ustedes que no es fácil llevar un avión como no es fácil dirigir un país, se requiere preparación, no solamente voluntariedad”, añadió.

“Les pediría una voluntariedad de rehacer las cosas. Y probablemente el premio que tendríamos que hacer todos los ciudadanos es urnas vacías, completamente vacías, porque es la única manera pacífica que tenemos de hacer que esto cambie. Ustedes se tienen que marchar todos porque no tienen representatividad moral ninguna, legitimidad sí por los votos, pero la moral la han perdido ustedeshace mucho tiempo jugando con los ricos, jugando con los poderes fácticos, y aquí estamos todos cada día empeorando. Y una cosa a los eurodiputados, que puedan viajar en turista, que no pasa nada, que, si cruzan las piernas, no creo que se les necrose el pene por ir con las piernas cruzadas tres horas a Bruselas. Probablementealgún abuelito mío se podría tomar el jarabe de la tos, al cual ahora tiene que renunciar porque los políticos se han acordado más de los de a pie que de otros para recortar”, concluyó.

La prensa anglosajona y nórdica, Unicef y las ONgs claman por la catástrofe en España pero los políticos la niegan y siguen celebrando su Navidad

loading...

Relacionados

2 Comentarios

  1. Olga

    Claro que voy a decir lo que pienso, si algun dia mi nieto sus padres pierden el trabajo y se quedan sin poder alimentarlo, yo no tengo nada que perder, a mis años es asi, por lo cual tengo bastantes Peperos en Catalunya, para hacerles pagar su podredumbre y tienen hijos y nietos , pues eso que se miren en el espejo que su mierda, sus mentiras pueden volverse hacia ls suyos, nadie esta libre de recibir lo merecido, quiza si no se hace justicia a tiempo quiza el pueblo por palurdos que ns tengan , quizas reaccione a tiempo. Y haga pagar a estos criminales civiles y economicos todo el daño que estan haciendo, de los cuales pagan los mas inocentes ls niños y los enfermos, que actualmente se mueren por flta de asistencia. Un consejo que recen a Santa Rita patrona de ls Imposibles.

    1. Anónimo

      No creo que la única respuesta posible a esta situación sea dejar las urnas vacías la próxima que nos convoquen. Esa circunstancia provocaría, muy probablemente la aparición de algún “salvador” que podría llevarnos a una situación aún peor. Mejor no votemos a los grandes partidos y ensayemos con algunos de los que creamos mejor defienden el interés de los pobres.

Deja un comentario