Eclipse de Sol híbrido el próximo domingo

1383322262eclpise_optSolo será visible en su totalidad desde el Atlántico ecuatorial y África, pero Internet ofrecerá el fenómeno celeste transmitido desde Kenia. En el sur de Europa será parcial.

El domingo se producirá un eclipse de Sol peculiar: será híbrido, es decir, que comenzará como eclipse anular (con un anillo de disco solar alrededor de la Luna oscura) y acabará como eclipse total, con el Sol completamente oculto. Será visible en su totalidad solo desde el Atlántico ecuatorial y África (desde Gabón hasta Somalia), pero Internet, una vez más, facilita el acceso a este espectáculo celeste que será transmitido, entre otros lugares, desde Kenia. Hasta allí se ha desplazado, entre otros, un grupo de experimentados cazadores de eclipses del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) que presenciará el fenómeno desde la orilla oriental del lago Turkana. En la península Ibérica el eclipse será parcial y comenzará poco después de la una de la tarde para terminar una hora después. Desde Canarias se verá mejor (a las 12.10 hora local), con una ocultación del disco solar por la Luna del 31%. Los expertos no se cansan de repetir que es imprescindible protegerse los ojos con un filtro solar para mirarlo.

El espectáculo comenzará al amanecer en la costa oriental americana, donde los madrugadores podrán presenciar la ocultación parcial del disco solar rojizo de la mañana, muy cerca del horizonte. Más de la mitad del diámetro del Sol estará oculto por la sombra de la Luna visto desde Nueva York y Boston y un en un 47% desde Washington y Miami. La ocultación total de la estrella, que comenzará en el Atlántico, será visible desde una estrecha franja de territorio africano, comenzando por Gabón, donde se han desplazado equipos internacionales de astrónomos para observar y transmitir el fenómeno, pese al alto riesgo de tener condiciones meteorológicas adversas (cielo nublado) allí. Jay Pasachoff, presidente del grupo de trabajo de eclipses de la Unión Astronómica Internacional está en Gabon para presenciar y estudiar el evento con un grupo de colegas, estudiantes y turistas. Desde allí, si tienen suerte y el cielo está despejado el domingo, verán un eclipse total de algo más de un minuto, mientras que en el Norte de Kenia la totalidad durará apenas 15 segundos.

Representación de la visión del eclipse del 3 de noviembre desde cuatro ciudades del Sur de Europa en el momento de máxima ocultación (C1 y C4 son los tiempos del inicio y final del eclipse parcial). / IAC

Representación de la visión del eclipse del 3 de noviembre desde cuatro ciudades del Sur de Europa en el momento de máxima ocultación (C1 y C4 son los tiempos del inicio y final del eclipse parcial). / IAC

 

“Este eclipse es muy difícil de observar ya que solo toca tierra en una franja del centro de África”, comenta Miquel Serra-Ricart, investigador del IAC y jefe de la expedición destacada a Kenia, la tercera en ese continente que dirige con el mismo fin de observar eclipses solares. En esta ocasión, para elegir el lugar correcto, informa el IAC en un comunicado, Serra-Ricart ha tenido en cuenta no solo la visibilidad del fenómeno en el cielo, sino también la probabilidad de tener buenas condiciones atmosféricas, la disponibilidad de agua, comida, carreteras transitables y la seguridad del grupo. El lugar concreto elegido para este equipo del proyecto europeo Gloria es el Parque Nacional Sibiloi. Desde allí, la duración total del eclipse es de dos horas y 14 minutos y la retransmisión de la totalidad se realizará entre las 15.20 y las 15.30, hora peninsular.

Un eclipse solar se produce cuando la Luna se cruza por delante de la estrella en la línea de visión de la Tierra y puede, además de ser parcial (cuando la trayectoria lunar no pasa justo por el centro del astro), total (cuando todo el disco solar queda oculto), o anular (cuando se ve un anillo de Sol alrededor del cuerpo interpuesto oscuro). El de este domingo será un eclipse híbrido, que comenzará siendo anular en el Atlántico y luego será total el resto del recorrido (de 47 kilómetros de ancho por África ecuatorial). Será diferente del anterior eclipse solar híbrido, en abril de 2005, cuando empezó y acabó siendo anular, recuerda la revista Sky&Telescope.

La corona solar que se ve durante el eclipse, como un borde de fuego, depende de la actividad de la estrella, y este año es de máximo, recuerdan los expertos, por lo que dicha corona debería ser bastante simétrica y tal vez con protuberancias de la fotosfera. Sin embargo, 2013 está siendo un año anormalmente débil de máximo solar.

elpais.com

loading...

Relacionados

Deja un comentario