Vídeos demuestran que los Mossos dieron una paliza al empresario del ‘Gayxample’ antes de morir

El vecino del Raval barcelonés Juan Andrés Benítez falleció el pasado 6 de octubre después de haber sido reducido y arrestado por agentes de la policía autonómica.

Dos vídeos publicados este martes han arrojado algo de luz sobre el caso de Juan Andrés Benítez, el vecino del Raval barcelonés que murió en la madrugada del pasado 6 de octubre en el hospital Clínic después de haber sido reducido y arrestado por los Mossos d’Esquadra. El caso está siendo investigado por los juzgados y la Policía Nacional desde entonces. Ahora, estos nuevos vídeos que ha publicado El País servirán de pruebas en el juicio. Y refuerzan la hipótesis de que Benítez murió a causa de los golpes de los agentes.

Juan Andrés Benítez, de50 años, era empresario del llamado Gayxample, donde regentaba las tiendas Mi Tropa y American Men, y era miembro de la Asociación de Empresas para Gays y Lesbianas. El 5 de octubre, por la noche, salió a la calle a buscar a su perro. Según los relatos de los distintos testigos recogidos por los medios de comunicación, tuvo varias discusiones por la calle, en el Raval, cerca de su casa, mientras trataba de encontrarlo. La última acabó en trifulca. Finalmente, llegaron los Mossos d’Esquadra y le redujeron violentamente, como demuestran los vídeos.

Según el examen del forense, murió debido a “múltiples traumatismos sobre la región craneo-facial”, si bien aclara que estos golpes no acabaron con su vida directamente, sino que “dieron lugar a un fallo cardiaco” que “se vio afectado por otros factores”, como la enfermedad cardiaca que padecía. Un diente, un pómulo, la ceja y la nariz rotas, además de heridas en los labios, la cabeza y una fractura del metacarpiano derecho; así fue ingresado Benítez. De esta forma, los forenses concluyeron que la muerte es de naturaleza “homicida”.

Los dos vídeos caseros, grabados por vecinos del Raval, muestran a los agentes de los Mossos golpeando duramente a Benítez y dispersando a las personas que intentan observar los hechos. La posibilidad de que haya sido una víctima de la Policía ha hecho saltar las alarmas en el barrio, que desde hace años viene emitiendo quejas por la actuación de las fuerzas del orden. Además, amigos, vecinos y activistas de distintos movimientos sociales, como el LGTB o el 15-M, han lanzado una campaña para pedir la verdad sobre este homicidio.

www.publico.es

loading...

Relacionados

Deja un comentario