Hacienda adelantará las subidas de impuestos para cumplir con el déficit

Los datos de la ejecución presupuetaria hasta el mes de julio han disparado las alarmas en el Gobierno y en los organismos internacionales, especialmente por la negativa evolución de los ingresos, consecuencia de la contracción de las cotizaciones sociales y del IRPF, que va a obligar a Hacienda a aumentar la presión fiscal para poder cumplir con el objetivo revisado de déficit del 6,5% del PIB en 2013 comprometido con Bruselas. La promesa trampa de Mariano Rajoy con de la rebaja de impuestos.

montoro-hablando

Ante esta tesitura el Gobierno tiene preparado ya un paquete de subidas tributarias para 2014 que ayudarían a cumplir el déficit del 5,8 por ciento comprometido para el año próximo, sin descartar que alguna de ellas pudiera adelantarse al último trimestre de este año. Entre las que destaca la subida del IVA sanitario que permitiría recaudar 1.000 millones de euros adicionales, a los que se añadirían otros 100 millones más por la imposición de un IVA del 21 por ciento a los documentos que tramitan los notarios, que hasta ahora están exentos.

Otras medidas en marcha son la creación de más impuestos verdes para las empresas por la entrada en vigor de la nueva Ley de medidas Medioamientales y Tributarias, y las anunciadas tasas sobre los gases fluorados de efecto invernadero y del 0,02 por ciento a la banca en función de sus depósitos.

 

Dudas desde el BCE

Ayer mismo, el Banco Central Europeo (BCE) expresaba sus dudas respecto a la capacidad de España de cumplir la nueva meta de déficit impuesta por Bruselas si no logra mejorar los ingresos fiscales en la segunda mitad del año.

En su boletín económico de septiembre, el BCE destaca los datos “en general mejores que los de hace un año” de la ejecución presupuestaria de la Administración Central, la Seguridad Social y las comunidades autónomas, pero advierte de que “en los últimos meses del año irán desapareciendo o quedaran anulados los efectos de una serie de medidas de consolidación fiscal”.

Por ello el BCE estima “difícil evaluar la probabilidad de que este año se cumpla el objetivo de déficit público y dependerá de una recuperación más acusada de las bases impositivas en el segundo semestre del año”.

Cifras engañosas

Y, es que, aunque desde el Gobierno se insiste en que la mejora de la actividad económica en el segundo semestre aliviará la caída en los ingresos, los analistas califican de “engañosa” la comparación del déficit del 4% en los siete primeros meses de 2012 con el 4,1% de este año, recordando, como hace el servicio de estudios de La Caixa, que la mayor parte de las medidas de ajuste fiscal del último ejercicio, como la supresión de la paga extra de los funcionarios, la recaudación por la amnistía fiscal y el aumento del IVA, “se concentraron en los últimos meses”.

Y, teniendo en cuenta que este año no está previsto un esfuerzo similar, el hecho de que el déficit sea similar al de 2012, “no es garantía de que esa diferencia se mantenga, o se pueda ampliar”.

En concreto, los analistas consultados estiman que la desviación a la baja de las principales partidas de ingresos del Estado para el ejercicio en curso podría situarse en torno al 1 por ciento del PIB, unos 10.000 millones de euros.

También ayer, el secretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez Latorre, quiso salir al paso sobre las alarmas con respecto al déficit, asegurando que “no hay nada que permita pensar que el Gobierno no cumplirá el objetivo pactado con Bruselas”. Latorre se ha referido a la mejora del cuadro macroeconómico que hará el Gobierno en las próximas semanas y ha asegurado que se realizará el mismo día que se apruebe el anteproyecto de ley de Presupuestos para 2014, que está previsto para el viernes 27 de septiembre, con objeto de llevarlo al Congreso el lunes 30.

eleconomista

loading...

Relacionados

Deja un comentario