Forcades: la larga mano de las multinacionales farmacéuticas

El artículo de Mauricio-José Schwarz (a partir de ahora MJS) titulado “‘Juana de Arco’ Forcades, más allá del antivacunismo mortal” es, a mi modo de ver, un tiro en la línea de flotación del Proceso Constituyente en Catalunya.

Para entender los intereses que pueden estar detrás de este artículo vayamos por partes. El autor cultiva la literatura de géneros [ciencia ficción, terror y policíaca]. No es un analista político. No es un activista encuadrado en una organización social, política o revolucionaria. Ni tan siquiera, creo yo, se le podría considerar de izquierda. Es un experto en ciencia ficción. Y no es coña.

Más bien se maneja con soltura por los espacios dedicados a los charlatanes. “Promoción del pensamiento crítico y al desenmascaramiento de fraudes paranormales, ocultistas y de presuntos misterios” reza su tarjeta de presentación. Lo podéis comprobar en su blog “El retorno de los charlatanes.

MJS -que coqueteó con el Opus Dei- despotrica a Teresa Forcades por ser monja e interesarse por los asuntos mundanos.

MJS deja caer sospechas sobre Forcades cuando dice: “la utilización de grandes recursos promocionales de origen oscuro”. Y lo dice quién cobró de la Universidad del País Vasco por dictar la interesante conferencia: “Ten miedo, ten mucho miedo. El egoco de las teorías de la conspiración” y que fue patrocinado por el BBVA a través del Foro Internet Meeting Point [FIMP]. Siempre se puede vivir de patrocinio.

En la parte referida a la medicina, MJS tiene el claro objetivo de desprestigiar al mejor estilo de las campañas de intoxicación y difamación muy bien organizadas desde las multinacionales de la industria farmacéutica[1].

Forcades es una crítica acérrima de las multinacionales farmacéuticas y una firme defensora de la sanidad pública. Todxs sabemos los intereses y lo interesado que están las multinacionales de la sanidad en la privatización de la sanidad en España. Forcades, y el proyecto político social que hay detrás, es un estorbo para sus planes de expansión. Ya no sólo porque denunció el gran fraude la gripe A sino que está construyendo, junto con otrxs compañerxs, una alternativa desde abajo que enfrente a lxs de arriba[2].

Javier Akerman nos explicaba, desde las páginas de Insurgente, en su artículo “El negocio de la salud”. “Detrás están las grandes corporaciones bancarias, políticos con enormes sumas de dinero invertidas en acciones de los laboratorios farmacéuticos, como es el caso de Donald Rumsfeld, antiguo secretario de Defensa de los EE.UU., accionista de la compañía farmacéutica Gilead, la creadora de Tamiflu para la gripe aviar. Robert Zoellick, a quién el propio George W. Bush propuso para presidir el Banco Mundial, ha sido un buen amigo de la industria farmacéutica, como se ha publicado. Associated Press difundió que Karl Rove, el asesor más poderoso de Bush, ya dimitido, tenía un cuarto de millón de dólares en acciones de la farmacéutica Johnson & Johnson. Como puso de manifiesto el periodista Miguel Jara, gracias a la Ley de Acceso a la Información de USA, sabemos qué compañías farmacéuticas ofrecen dinero a qué candidato electoral de aquel país cada vez que hay elecciones, y qué cantidad (enormes cantidades). Luego los ganadores devuelven los favores con leyes hechas a la medida de estas corporaciones o con decisiones que las favorecen. Además, el Gobierno de EE.UU. actúa como representante comercial de las farmacéuticas estadounidenses en los foros globalizadores, como en las reuniones de la Organización Mundial de Comercio (OMC), en la que presiona a favor de las leyes internacionales de patentes. Hoy el dinero de los laboratorios farmacéuticos financia las campañas electorales en EE.UU. y supone el 70 de los ingresos de la FDA, la agencia de medicamentos estadounidense, una institución pública”.

¿No será que el artículo de MJS sea una avanzadilla de estas multinacionales farmacéuticas de cara a las próximas citas electorales? La industria privada de la sanidad se juega mucho si cambian las reglas que está aplicando Mas en Catalunya y Rajoy en todo el Estado.

loading...

En cuanto al aspecto político. Forcades ni es ni pretende ser el referente de la izquierda. En todo caso es una “compañera de viaje”. Forcades pertenece a esa sensibilidad de lxs cristianxs de base que nos acompañan, desde tiempos, en los diversos procesos de emancipación y liberación. El compromiso y posterior asesinato de Monseñor Oscar Romero en El Salvador, Ellacuría y cinco jesuitas asesinados por un comando militar, el papel de la iglesia de base en Nicaragua y la de Ernesto Cardenal que, además, llegó a ser ministro en la Nicaragua sandinista. Gustavo Gutiérrez en Perú, Luis Vallejos Santoni, chalaco, fue Obispo del Callao y con el cual trabajé en los pueblos jóvenes. Posteriormente, siendo Obispo de Cusco, defendió el derecho del campesinado a organizarse libremente.

Y aquí en el Estado español son muchxs lxs cristianxs que nos acompañan en las movilizaciones, en los movimientos sociales, sin buscar el protagonismo. Juntos y juntas hacemos política. Juntos y juntas practicamos la solidaridad[3]. Juntos y juntas elaboramos estrategias y siempre con los más desfavorecidos, con lxs precarixs, con lxs desempleadxs, lxs trabajadorxs, las mujeres, lxs afiliadxs a sindicatos alternativos, la gente inmigrante. Creer que Forcades, como afirma MJS, es un invento de la propia iglesia institución es literatura de ciencia ficción, un género al que está abonado MJS como hemos dicho anteriormente.

Todas las personas, incluida Forcades, tienen el derecho a realizar activismo político desde y en la base. Hay mucha gente de izquierda que practica el discurso marxista desde los púlpitos y no desde las organizaciones sociales.

Otros lo hacen desde sus púlpitos en las iglesias, desde la Conferencia Episcopal y los más descarados realizando intruismo desde espacios y cargos públicos. De todos es conocido la doble militancia -en Opus Dei o Legionarios de Cristo- de buena parte de cargos públicos del PP[4].

Construir una alternativa desde abajo, como es el Proceso Constituyente en Catalunya, tiene estas cosas. El proceso sufrirá desgastes, difamaciones, tensiones. Habrá partidos o fuerzas políticas en llevarlas a su molino. El Estado y sus aparatos represores también actuarán. La iglesia institución hará lo mismo junto a los sectores ultraderechistas. Pero, al parecer, las multinacionales farmacéuticas ya están moviendo ficha.


http://www.prnoticias.com/index.php…

http://www.anticapitalistas.org/spi…

Cuando un Tribunal Militar “sin rostro” de la dictadura de Fujimori me condenó a 20 años de cárcel, Amnistía Internacional lanzó una campaña internacional de apoyo a los activistas defensores de los derechos humanos y aquí, los movimientos sociales en donde militaban cristianxs de base, elaboraron un Manifiesto de solidaridad y repulsa contra la medida de Fujimori. Firmaron intelectuales, activistas y muchos teólogos/as.

http://www.kaosenlared.net/componen…

anticapitalistas.org

Teresa-Forcades

Relacionados

Deja un comentario